Política deportiva

Una medida que divide aguas

Una medida que divide aguas

Los deportistas argentinos reaccionaron de forma dispar a la publicación del decreto que transforma a la Secretaría de Deportes en Agencia. Manifestaciones a favor y en contra.

Facundo Callioni, uno de los deportistas que salió al cruce contra el cambio en la Secretaría de Deportes. Crédito:
FFU PRESS AGENCY/ FRANK UIJLENBROEK.

La decisión del Gobierno de convertir a la Secretaría de Deportes en una Agencia descentralizada con la potestad de capitalizar sus activos en manos privadas generó reacciones dispares en la comunidad deportiva nacional. Algunos atletas salieron a defender la medida como una mejora operativa en el cobro de becas. Otros mostraron su rechazo a la pérdida del rango de secretaría y aprovecharon para reiterar su disconformidad con la venta del CeNARD. Unos pocos, en el centro, prefieren la cautela.

Uno de los primeros en ponerse en contra de la medida, aun antes de que esta se ejecutara, fue el ex jugador de la selección de vóley, Marcos Milinkovic, quien recordó la pérdida de autonomía del Enard luego de la reforma impositiva. “¡El Enard podía pagar en tiempo y forma y le sacaron la autonomía financiera! Para ser eficientes no se necesita una agencia, se necesita compromiso. Los deportistas debemos dejar los intereses de lado y defender espacios como el Cenard para que siga creciendo el deporte argentino”, escribió Milinkovic en Twitter.

Jugadores de selección como Luciano de Cecco también utilizaron las redes sociales para mostrarse en contra, haciendo eje especialmente en el incierto futuro del Cenard. En el mismo sentido se expresaron Santiago Darraidou (vóley), Paula Ormaechea (tenis), Sofía Aispurúa (básquet), Luis Barrionuevo (histórico preparador físico de Las Leonas) y Flor Ponce de León y Juan Bär (handball), entre otros.

Del lado opuesto se ubicaron deportistas que defienden la creación de la Agencia por razones burocráticas, ya que el ente autárquico se presume como una institución más ágil en el desembolso de becas, que sufrían atrasos de forma periódica en todas las gestiones de la Secretaría. En el bando “oficial” se expresaron atletas como el tirador Federico Gil y el gimnasta Federico Molinari.

Varias cuentas salieron a replicar un mensaje predefinido en masa: “La creación de la Agencia es positiva para el deporte y un salto de calidad para los deportistas. Ahora va a ser más rápido el cobro de becas y subsidios y, por primera vez, las provincias van a poder participar de estas decisiones!”. Una de ellas fue la Leona Noel Barrionuevo, quien recibió críticas de, entre otros, un colega como el campeón olímpico con Los Leones, Facundo Callioni.

En el medio, con mucha premura y cautela, otros deportistas optaron por mostrarse atentos y expectantes. Con advertencias sobre las motivaciones del cambio, pero receptivos para eventuales beneficios para el deporte nacional.

Quizás la exposición más analítica y descarnada la hizo Federico Pizarro. El jugador de la selección de handball fue más allá y diseccionó de forma sucinta la realidad del deporte argentino en el contexto del país.

More in Política deportiva

Dos de cada tres atletas desaprueban la política deportiva del Gobierno

Nicolás Quercia10 febrero, 2019

Ley sí, decreto no

Nicolás Quercia8 febrero, 2019

Movilizados por el CeNARD

Nicolás Quercia8 febrero, 2019

Con apertura a privados, transforman la Secretaría de Deportes en Agencia

Nicolás Quercia30 enero, 2019

Quejas sobre ruedas

Redacción 5A8 noviembre, 2018

Sin CeNARD

Nicolás Quercia20 octubre, 2018

La importancia del Enard para los deportistas: “Ya no hay vuelta atrás”

Nicolás Quercia4 diciembre, 2017