Deportes de invierno

Terminaron los JJOO de Invierno: las actuaciones argentinas, con más lamentos que alegrías

Terminaron los JJOO de Invierno: las actuaciones argentinas, con más lamentos que alegrías

A pesar que el evento en sí significa un gran esfuerzo para los deportistas de este lado del mundo, las actuaciones de los siete argentinos clasificados a los Juegos Olímpicos de Pyeongchang, que ayer tuvo su Ceremonia de Clausura, vivió sensaciones oscilantes durante toda la competencia. En Cinco Anillos repasamos sus performances.

Ayer se llevó a cabo a horas de la madrugada de nuestro país, la Ceremonia de Clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018. En ella se pudo avizorar la presencia de la boy-band coreana EXO, la típica costumbre de entonar los cuatro himnos correspondientes a este tipo de eventos (la del país anfitrión -Corea del Sur-, la del Olimpismo, la de la Nación Madre -Grecia- y la del próximo país receptor de los JJOO, que en este caso será China cuando reciba a los “juegos blancos” en su capital, Beijing, en 2022) y hasta la rareza política más destacada de estos últimos días, ya que estuvieron en el recinto tanto Kim Yong-Chol, miembro de la Asamblea Suprema Popular de Corea del Norte, como la hija y Asesora del Presidente de los Estados Unidos, Ivanka Trump. Hay que sincerarse y reconocer que nada de esto le interesa al verdadero fanático del deporte de invierno, que vio como se le escurrían unos nuevos Juegos que realmente pasaron muy rápido. A pesar de todo lo nombrado previamente, lo más significativo que sucedió en esta Ceremonia de Clausura fue el distinguido Desfile de Naciones, el cual premia al deportista que mejor rendimiento tuvo en los Juegos como abanderado de la delegación, algo que casi siempre difiere del que portó la máxima insignia nacional en la Ceremonia de Apertura. Ayer, en el Estadio Olímpico de Pyeongchang, la galardonada fue Verónica Ravenna, que fue la más destacada de los atletas argentinos. En Cinco Anillos, haremos un repaso de cada uno de los desempeños argentinos, los cuales tuvieron una actuación dentro de lo esperable.

Empezamos con unos de los que peor resultado obtuvieron: los dos atletas que nos representaron en el esquí cross-country. Tanto Matías Zuloaga como María Cecilia Dominguez no completaron los tiempos que más deseaban y quedaron muy lejos de sus pretensiones. El fueguino de tan solo 20 años hizo su debut absoluto en competiciones olímpicas, desempeñándose en la prueba de 15 km estilo libre, pero no pudo consolidar sus expectativas y finalizó en el puesto 100, sobre 118 atletas, con un tiempo de 42 minutos, 27 segundos y 5 centésimas. La medalla dorada en esta prueba la consiguió el suizo Dario Cologna, con un tiempo de 33:43.9, seguido del noruego Simen Hegstad Krüger a 18.3 segundos y del ruso Denis Spitsov, a 23. En cuanto a la nacida y criada en Bariloche, corrió suerte similar a la de Zuloaga, no pudo estar a la altura de la competencia durante la mayor parte de la prueba y culminó 87° sobre 90 atletas participantes. Dominguez finalizó el tramo correspondiente a la prueba de 10 km estilo libre en 34 minutos, 16 segundos y 1 centésima, a más de 9 minutos de la noruega Ragnhild Haga, quien consiguió la presea dorada. La sueca Charlotte Kalla se quedó con la plata y, debido a un empate técnico, tanto la noruega Marit Bjorgen como la finlandesa Krista Pärmäkoski se quedaron con el bronce. A pesar de la ubicación final, María Cecilia Dominguez, soldado de reserva del Ejército Argentino quien supo aprender a esquiar a la avanzada edad de 20 años, hoy con 36 puede decir que cumplió el sueño de competir en un Juego Olímpico.

Otro deporte en el que no se advirtió un gran desempeño nacional fue en el que más veces fue representado el país en la historia: el esquí alpino. Los hermanos Sebastiano y Nicol Gastaldi tuvieron unos Juegos Olímpicos para el olvido. El abanderado de la delegación argentina en la Ceremonia de Apertura corrió la peor suerte de todas: durante el primer heat de la prueba de slalom gigante, el nacido en Piove di Secco, Italia, sufrió una caída y no pudo terminar la prueba. Más tarde, el propio atleta confirmó que se había roto los ligamentos cruzados de la rodilla derecha, por lo que tendrá una larga recuperación y estará fuera de las pistas durante un tiempo más que prolongado. Su hermana mayor, Nicol, sí pudo competir en óptimas condiciones durante la prueba pararela entre las damas, obteniendo un meritorio 42° puesto, que mejoró su desempeño en Vancouver 2010. Gastaldi pudo finalizar ambas rondas de forma satisfactoria y se coló dentro de un selecto grupo a nivel mundial. El oro en esta prueba se lo quedó la galardonada estadounidense Mikaela Schiffrin. El podio lo completaron la noruega Ragnhild Mowinckel y la italiana Federica Brignone. En cuanto a la otra prueba en la que compitió la argentina, la de slalom, tuvo ciertos inconvenientes en el descenso del primer heat y, tras unos errores técnicos, no registró tiempo, por lo que se despidió rápidamente de la competencia.

El snowboard volvió al programa olímpico en los Juegos de Pyeongchang luego de un recreo de 20 años y Argentina no podía ser menos enviando a dos atletas a Corea del Sur. En uno de los deportes de invierno con más proyección en nuestro país en los últimos años, Matias Schmitt y Steven Williams fueron los encargados de portar la celeste y blanca en la competencia que tuvo lugar en el Alpensia Ski Jumping Stadium. Schmitt, nacido en Bariloche, supo ingresar a la competencia por una reasignación de plazas tras la lesión de un atleta sueco, algo que se materializó dos días antes de la Ceremonia de Apertura. Participó en las dos pruebas correspondientes a la disciplina estilo libre: big-air y slopestyle. En la primera, Schmitt finalizó 15° en su heat y no pudo acceder a las finales. El ganador de la prueba fue el canadiense Sebastien Toutant, seguido del estadounidense Kyle Mack y del británico Billy Morgan. En el slopestyle, el barilochense corrió la misma suerte, culminando en la 12° colocación, sin poder avanzar a la ronda definitiva. En esta prueba, el oro se lo llevó Redmond Gerrard, de Estados Unidos, la plata fue del canadiense Maxence Parrot y el bronce, de su compatriota Mark McMorris. Mientras que otro de los debutantes, el descendiente de galeses Steven Williams, compitió en la modalidad “Cross” y obtuvo un meritorio 29° puesto. Williams, quien cumplió 30 años pocos días antes del inicio de los Juegos, ya demostró intenciones de participar de la próxima cita olímpica, en Beijing 2022.

Para el final dejamos a la abanderada argentina de la Ceremonia de Clausura: Verónica Ravenna. La joven de tan solo 20 años representó al país en el luge femenino. El deporte, que es uno de los máximos atractivos de los JJOO de Invierno, no tenía una representante argentina desde Michelle Despain en Turín 2006. Ravenna, bonaerense de nacimiento, pero radicada desde 2001 en Whistler, Canadá, finalizó 24°. Tuvo una correcta primera rueda, que la dejó 22°, pero sufrió un derrape infructuoso en el segundo heat que la dejó relegada en el mismo. Ravenna es una de las deportistas argentinas de invierno con mayor proyección junto con el ya mencionado esquiador ushuaiense Matías Zuloaga y buscan suplir la ausencia de la dinastía Simari Birkner, máximos exponentes de nuestro olimpismo invernal durante las últimas décadas.

Argentina sigue sin poder conseguir medallas olímpicas en los Juegos de Invierno, una competición que siempre le ha sido esquiva a nuestra delegación. El momento que más cerca estuvo nuestro país de conseguir una presea invernal fue en los primeros Juegos que tuvieron delegación nacional, St. Moritz 1928, en los que estuvimos representados solamente por dos carros en el bobsleigh masculino: el carro número uno, capitaneado por Eduardo Hope, finalizó 4°, mientras que el número dos, capitaneado por Arturo Gramajo, culminó un puesto por debajo.

A pesar de tener la geografía ideal para la práctica de todos los deportes de invierno, Argentina nunca ha optado por una política de desarrollo de, al menos, las disciplinas fuertes de esta parte del mundo como el esquí y el snowboard. Los deportistas que nos representan en este tipo de competencias, casi siempre se entrenan en el exterior o directamente viven en América del Norte o Europa. Ya va siendo tiempo que, al menos en los más importantes centros de esquí del país, como Bariloche, Chapelco o Ushuaia, se vayan aclimatando las instalaciones correspondientes, para que Argentina pueda crecer como potencia de la región.

More in Deportes de invierno

Catedral será sede de la Copa del Mundo de Snowboard Cross

Prensa29 abril, 2017

Presencia argentina en el Mundial de Suiza

Gastón Del Torto16 febrero, 2017

Vero Ravenna, entre las 10 mejores Sub 23 del mundo

Nicolás Quercia29 enero, 2017

Verónica Ravenna se empieza a medir con la élite mundial

Lautaro Tonellotto26 diciembre, 2016

Gran inicio de temporada para Vero Ravenna

Nicolás Quercia6 diciembre, 2016

Argentina cierra la temporada sudamericana con varios títulos

Prensa6 octubre, 2016

Dos títulos argentinos en Chile

Prensa27 agosto, 2016

Gastaldi, el mejor en Tierra del Fuego

Lautaro Tonellotto1 agosto, 2016

Se retiró Denis Margalik, emblema del patinaje sobre hielo argentino

Flavio Grieco15 julio, 2016