tenis de mesa

 

HISTORIA

La leyenda cuenta que el tenis de mesa nació en la década de 1870, en un club de tenis de Gran Bretaña. Como era un día lluvioso y practicar tenis al aire libre era imposible, la idea de adaptar el deporte dentro de la sala surgió de inmediato. Se tomaron los objetos que había a mano: la mesa de pool que emulaba la cancha de césped, un par de libros que hacían de red, un corcho cortado en forma de pelota y una caja de habanos que tomó el lugar de raqueta.

En 1891, James Gibb se acercó más a realidad: utilizó una mesa de madera y la dividió con una red sujeta por unos pequeños postes; usó una pelota de goma, que luego cambiaría por una de celuloide, y jugó a 21 puntos. Por el ruido que hacía la pelota al picar, se le denominó Ping Pong, pero una marca patentó ese nombre en Estados Unidos y se optó por llamarlo Tenis de Mesa.

Al poco tiempo, el deporte ya era furor en Inglaterra, por lo que en 1901 se funda la Asociación Inglesa de Tenis de Mesa. La expansión por Europa no tardó en llegar y, en 1926, se creó la Federación Internacional de Tenis de Mesa, con el objetivo de realizar el primer Campeonato del Mundo, que tuvo lugar ese mismo año. Sin embargo, el Ping-Pong no fue incluido en el programa olímpico hasta Seúl 1988.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

Mantiene la dinámica del tenis, pero adaptada a dimensiones más pequeñas, con raquetas y pelotas de menor tamaño. El objetivo sigue siendo el de intentar que el contrario no devuelva la pelota después de que pique en su lado, y puede ser individual o de dobles. La diferencia con el deporte blanco radica en el formato de puntación y el servicio.

Se juega al mejor de siete sets (el vencedor debe ganar cuatro). Para conseguir un set es necesario llegar a 11 puntos o ganar por dos de diferencia a partir del 10-10. Por otro lado, el servicio también difiere del tenis: debe picar una vez en campo del sacador y otra en el del receptor (en singles, el saque puede tener dirección libre; en dobles, debe ser cruzado), no hay segundo saque y se rota de sacador cada dos tantos (si se empata en 10, la rotación será cada un punto).

 

VER NOTICIAS DE TENIS DE MESA