Gimnasia rítmica

Sol Martínez Fainberg: “Mi objetivo es pasar a todas las finales”

Sol Martínez Fainberg: “Mi objetivo es pasar a todas las finales”

La gimnasta española que representa a nuestro país destacó la corta carrera deportiva dentro de su disciplina y resaltó las posibilidades que tiene de hacer una final en Lima.

Sol Martínez Faiberg durante una rutina de aro (Foto: PrensaCOA)

Lima, PERÚ – En el lejano distrito limeño de Villa El Salvador, lugar donde se ubica la Villa Panamericana, nos encontramos para entrevistarnos con la dulce Sol Martínez Fainberg, la chica española de 17 años que representa a la Selección Argentina en gimnasia rítmica desde siempre y que viene a Lima a buscar cumplir algunos de sus máximos sueños. Junto a la cordobesa Celeste D’Arcángelo, aún más joven que ella, y su entrenadora Vanina Lorefice, recorren por primera vez la Zona Internacional del predio de viviendas, donde se puede disfrutar de buena música, locales de artesanías peruanas, food-trucks y hasta de diversos juegos de entretenimiento para matar el tiempo. Sol se nos acerca y comenzamos a charlar. Es su primer día en Lima y está encandilada con lo que significa la Villa.

Cinco Anillos: ¿Cómo fueron tus comienzos en la gimnasia rítmica? ¿Qué te hizo decidir por ese deporte?

Sol Martínez Fainberg: Mis comienzos fueron con mi madrina, que es entrenadora de gimnasia rítmica. Me dijo que pruebe a nivel nacional y comencé en un club chiquito en España. Empecé a entrenar principalmente en el colegio y después pasé a formar parte de un club más grande en Oviedo. Cuando fui mejorando mi nivel, me sugirió que pruebe a nivel élite en la Selección Argentina y en 2014 me presenté. Las 10 primeras de esa prueba, entraban y yo quedé primera. Ahí entré al equipo argentino y mi primer torneo fue un Sudamericano de Gimnasia.

5A: Siendo española, ¿cómo se te dio la oportunidad de representar a la Argentina?

S.M.F.: Yo soy nacida en España, pero mi mamá es argentina y adquirí la nacionalidad a través de ella. En España me llamaron una sola vez en 2012 para hacer un control, solo para ver como estaba físicamente, y no me volvieron a llamar. En 2014, mi madrina me dijo que tenía nivel para entrar en Argentina y no lo dudé. Cuando entré, dije “ya está. Me quedo acá en Argentina”.

5A: La gimnasia rítmica, ¿es tan competitiva como se muestra en las series o en las películas?

S.M.F.: Existe un punto muy objetivo a cargo de los jueces. Ellos, obviamente, tienen la última palabra. No importa cuán bien creamos que hayamos hecho la rutina, los últimos en decidir son ellos. Y sí, es muy competitiva, porque, al tener ellos tanto poder, algunos tiran más por un país en especial, entonces se hace bastante desafiante.

5A: ¿Cómo es un típico día de Sol Martínez Fainberg en España?

S.M.F.: Me levanto alrededor de las siete de la mañana. Entro a la escuela a las 8:15 y salgo 12:15 del mediodía. De ahí, me voy directo a la Residencia, donde vivimos solas con unas chicas, comemos y 16:30 empezamos el entrenamiento. Son quince minutos aproximadamente desde donde vivimos hasta el Centro de Alto Rendimiento. A esa hora arrancamos y le pegamos hasta las 22 horas. Entre que llegamos, nos bañamos y hacemos la tarea, ya se hacen las doce o la una de la mañana.

5A: Vivís en León ahora, lejos de tu familia. ¿Cómo fue ese cambio en tu vida? ¿Cada cuánto volvés a Asturias a ver a tus seres queridos?

S.M.F.: El año pasado fui a preparar estos Juegos Panamericanos y los clasificatorios del año pasado que también fueron en Lima. Como tenía que clasificar porque era una gran oportunidad para mostrarme, me fui a desarrollar a León, donde hay más nivel. Ahí estaba Ruth Fernández, que es una entrenadora de alto nivel, y me fui a probar gracias a Ariel (Milanesio, juez argentino de gimnasia rítmica) que contactó con ella y me dio una mano. Empecé a entrenar con ella y me terminé quedando ahí porque me gustaba la técnica y muchas otras cosas que aprendí ahí, así que aproveché y me mudé a León. Cuando empecé, iba todos los fines de semana a Asturias a visitar a mis padres, pero ahora tenemos que entrenar esos días así que viajo cuando puedo o sino, vienen ellos.

5A: ¿Te gustaría vivir aunque sea un tiempo en Argentina?

S.M.F.: Sí. De hecho, para vivir, estoy muy cómoda en España, pero yo soy argentina y me encanta ir cada vez que puedo. En su momento, mis papás me preguntaron lo mismo y la respuesta fue que sí, que me encantaría experimentar la vida allá.

5A: ¿Alguna vez pensaste en dejar la gimnasia?

S.M.F.: Sí. Muchas veces tenés malos entrenamientos, como le pasa a todos los deportistas, y es el momento en que te empezás a plantear las preguntas negativas: ¿por qué estoy acá?¿por qué sigo haciendo esto? y más de una vez me planteé dejarlo, pero gracias a mi familia, que me apoya mucho, entré en razón que lo correcto era seguir, que esta era la vida de un deportista.

5A: Estás estudiando todavía. ¿Se dificulta mucho con la práctica normal del deporte?

S.M.F.: Sí, bastante. Ahora, en España, estoy pasando por los años más difíciles de estudio. Son los dos últimos antes de entrar a la universidad. Ahora empiezo el último curso. Y sí, es difícil. Tenés que organizarte muy bien porque entrenamos siete días a la semana, entre cinco y seis horas por día, y tenés que buscar tiempo de donde sea para poder estudiar, que es lo más importante.

5A: ¿Ya sabés que vas a estudiar en la universidad?

S.M.F.: Sí. Quiero estudiar magisterio a nivel de primaria.

5A: Mencionas la importancia del estudio. ¿Es porque la carrera de un gimnasta se termina muy rápido?

S.M.F.: Sí. Por lo general, a los 20 años, a no ser casos especiales, se termina porque necesitas tener un buen fondo físico, bien preparado. Nos doblamos mucho y hacemos posturas extremas, entonces tenés que tener el cuerpo bien jovencito.

5A: ¿Qué referente tuviste o seguís teniendo dentro del mundo de la gimnasia rítmica?

S.M.F.: Principalmente, Carolina Rodríguez (gimnasta olímpica española). Ella estuvo en plenitud hasta pasando los treinta y mucha gente ya decía que estaba grande y que tenía que dejar espacio a las más jóvenes, pero ella siguió y al final, logró participar de varios Juegos Olímpicos en muy buen nivel.

5A: ¿Qué aparato es el que más te gusta o con el que te sentís más cómoda?

S.M.F.: Este año, aunque parezca raro, con la pelota me sentí muy cómoda. Siempre la odié un poquito, pero este año es la serie más linda y le agarré cariño.

5A: ¿Cuál es tu máximo sueño deportivo?

S.M.F.: Obviamente, como todo deportista, competir en un Juego Olímpico. Para eso estoy trabajando y ojalá se me dé la oportunidad.

5A: ¿Hace cuánto venís preparando estos Juegos Panamericanos de Lima?

S.M.F.: Desde el año pasado, que fuí a León a preparar los clasificatorios que me vengo preparando.

5A: ¿Cuáles son tus objetivos acá en Lima 2019?

S.M.F.: Principalmente, pasar a todas las finales, que tengo posibilidad, y un buen lugar en la general entre las seis primeras, estaría bueno.

5A: ¿Qué significa para vos estar compartiendo una Villa Panamericana con tantos atletas de élite de diferentes países y culturas?

S.M.F.: Es increíble la verdad. Hace poco llegué y tengo ganas de verlo y de recorrerlo todo. Se que voy a aprender mucho de esto, porque acá hay deportistas de mucho nivel, con mucha experiencia y solo me queda aprender de ellos.

5A: ¿Hiciste alguna promesa por si se consigue alguna medalla?

S.M.F.: Si paso a la final de pelota, se lo dedicaré a mi profesora de ballet, que le gusta mucho, y la serie de mazas, a mi entrenadora y a mi mamá. No prometí nada por si traigo una medalla, pero seguramente lo dedicaré a todo mi cuerpo técnico y a mi familia.

Sol Martínez Fainberg nos demuestra que el deporte y la educación son los pilares fundamentales para el desarrollo óptimo de las capacidades cognitivas de una persona. Centrada, vivaz y comprometida, la joven de 17 años nos enseña que en su deporte, pero también en la vida, lo que tenés en las manos puede resultar efímero y todas las posibilidades que uno consigue, las tiene que aprovechar al cien por ciento. Dueña de una calidad y de una habilidad notable para mantener el foco en el objetivo, Sol llegó a Lima convencida de lo que puede dar e irá a por todo!

 

More in Gimnasia rítmica

Enorme cosecha argentina en el Sudamericano

Gastón Del Torto10 octubre, 2016

Inicia el Sudamericano de Gimnasia Rítmica

Lautaro Tonellotto5 octubre, 2016

Buena labor argentina en el Sudamericano de Gimnasia Rítmica

Nicolás Quercia14 octubre, 2015

Seguir creciendo

Flavio Grieco18 julio, 2015

A días de Toronto, se retiró Camila Giorgi

Flavio Grieco25 junio, 2015