Política deportiva

Sin CeNARD

Sin CeNARD

Los deportistas de alto rendimiento deberán mudarse del histórico predio de Núñez al Parque Olímpico de Soldati, según lo que le informó el presidente Mauricio Macri a los representantes argentinos en los Juegos Olímpicos de la Juventud. “Quienes van a ir decidiendo dónde deben entrenarse son los propios atletas”, había asegurado Gerardo Werthein el jueves.

El presidente Macri junto a los deportistas argentinos de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Crédito: Casa Rosada.

“Quienes van a ir decidiendo dónde deben entrenarse son los propios atletas. Estas cosas no se hacen por imposición, se acuerdan”. La frase la pronunció el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, este jueves durante la conferencia de cierre de los Juegos Olímpicos de la Juventud, en referencia al futuro del Parque Olímpico y el CeNARD. Un día después, el presidente Mauricio Macri informó que los deportistas de alto rendimiento se mudarán del histórico predio de Núñez a Villa Soldati.

El anuncio de Macri se desprende de una reunión con los deportistas que representaron a Argentina en los Juegos Olímpicos de la Juventud. “El Parque Olímpico de la Juventud, reconocido como uno de los mejores de Latinoamérica, quedará para los 2.500 atletas que entrenan en el CeNARD”, escribió en su cuenta de Twitter el jefe de Estado.

La posibilidad de que el deporte argentino deje el CeNARD comenzó a tomar fuerza hace algunos meses, con la cercanía de los Juegos de la Juventud. En el horizonte aparece un objetivo doble: aprovechar las instalaciones de primer nivel que quedan en Soldati, pero también reutilizar las tierras en las que funciona el Centro de Alto Rendimiento Deportivo con fines inmobiliarios.

“El Parque Olímpico demandará un año de trabajo para transformarlo en un centro de alto rendimiento, que se sumará a lo que ya tenemos”, había anunciado Werthein durante la conferencia brindada el jueves junto al presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, en la Villa Olímpica. Ante la consulta de Cinco Anillos sobre si el Parque se convertiría en el único centro o pasaría a funcionar de forma conjunta con el CeNARD, el presidente del COA fue ambiguo. Aseguró que la decisión quedaría en manos de los deportistas y que se llegaría a ella por consenso, pero al mismo tiempo dio a entender que el lugar ideal es Soldati.

“Cuando los atletas vienen y de repente ven el natatorio dicen que quieren entrenarse acá. El 93% de los atletas provienen del interior del país. Acá vamos a tener un hotel para los atletas con cerca de 500 camas, vamos a tener una escuela. Son ellos mismos los que van a ir decidiendo. Y a partir de ahí se tomarán las medidas, teniendo en cuenta que este Parque Olímpico va a pasar a manos del Estado y va a quedar en manos de la Secretaría de Deportes”, expresó Werthein.

“No podés desaprovechar Soldati, está claro”, se manifestó en la misma sintonía el nuevo secretario de Deportes, Diógenes de Urquiza, en una entrevista con Olé. ¿Por qué no los dos en lugar de uno solo? El propio Werthein se lo explicó a Clarín: “Soy pragmático y creo que nunca hay que duplicar gastos. Si tengo plata para una pileta, por ahí no tengo plata para bancar dos. O ponemos el dinero en la preparación de los atletas o gastamos en infraestructura duplicando innecesariamente. Hay que tomar una decisión”.

Entre los deportistas no hay una visión unánime. Algunos agradecen la posibilidad de tener un nuevo centro con mejores instalaciones, mientras que por lo bajo otros prefieren mantenerse en Núñez. “Yo no voy a entrenar ahí”, le aseguró a Cinco Anillos una deportista campeona del mundo cuando comenzaron a surgir los rumores de la mudanza, aduciendo razones de movilidad y de ubicación geográfica. Además, se mostró preocupada por el espacio. “A mí me parece una locura. Por más que hayan hecho otras instalaciones, con la población deportiva que existe en Buenos Aires, ya el CeNARD no da abasto. Esta viejo y hay que hacer modificaciones, pero no nos podemos quedar con un solo centro”.

Más allá de las dudas respecto a su constitución final y la movilidad, está claro que las nuevas instalaciones utilizadas en Buenos Aires 2018 son un paso adelante en materia de infraestructura para el deporte argentino. Pero que su utilización implique abandonar la casa histórica, aun con sus falencias edilicias, amerita que los atletas sean quienes tomen un rol preponderante en la toma de la decisión. Ellos, en definitiva, son los protagonistas.

More in Política deportiva

Dos de cada tres atletas desaprueban la política deportiva del Gobierno

Nicolás Quercia10 febrero, 2019

Ley sí, decreto no

Nicolás Quercia8 febrero, 2019

Movilizados por el CeNARD

Nicolás Quercia8 febrero, 2019

Una medida que divide aguas

Redacción 5A30 enero, 2019

Con apertura a privados, transforman la Secretaría de Deportes en Agencia

Nicolás Quercia30 enero, 2019

Quejas sobre ruedas

Redacción 5A8 noviembre, 2018

La importancia del Enard para los deportistas: “Ya no hay vuelta atrás”

Nicolás Quercia4 diciembre, 2017