Juegos Panamericanos

Objetivo Lima 2019: expectativas y posibilidades de la delegación argentina

Objetivo Lima 2019: expectativas y posibilidades de la delegación argentina

Más de 500 deportistas nacionales competirán en los Juegos Panamericanos, el máximo evento multideportivo del continente y la parada de control previa a los Juegos Olímpicos. Antes de que se encienda el pebetero, recogimos las expectativas de los y las atletas de la delegación argentina y analizamos sus posibilidades.

Parte de la delegación argentina en el recibimiento oficial en la Villa Panamericana. Crédito: Prensa COA.

El viernes 26 de julio está marcado desde hace tiempo en el calendario de los y las deportistas de élite nacionales que viven su vida en ciclos olímpicos, panamericanos y sudamericanos. Es el día en que se abre oficialmente (aunque la actividad deportiva arrancó el miércoles) la 18° edición de los Juegos Panamericanos, el mayor evento multideportivo del continente y una muestra del presente del deporte nacional a un año de los Juegos Olímpicos de Tokio.

La centralidad del certamen para las federaciones deportivas nacionales es evidente: salvando contadas excepciones, como el equipo masculino de fútbol que presenta un elenco juvenil o el de vóley que guarda los titulares para disputar el preolímpico, en Lima estará la mejor representación nacional disponible en cada deporte. Más de 500 deportistas integran la mayor delegación de la historia en Juegos realizados fuera de territorio argentino. Con la incógnita del cambio en el sistema de asignación de las becas deportivas para después de los Juegos, los resultados que se obtengan en Lima tendrán un impacto especial en el futuro cercano de los y las deportistas nacionales, más aún para aquellos que disputan en Perú chances concretas de clasificarse a los Juegos Olímpicos.

El objetivo global, de mínima, de la delegación argentina, es mantener el séptimo puesto en el medallero general sostenido en las últimas dos ediciones y mejorar la cosecha de medallas (74 tanto en 2011 como en 2015). El incremento cuantitativo de los eventos respecto a los últimos Juegos (420 contra 364) y el regreso al programa de un deporte prolífico como Pelota, ausente en Toronto después de brindarle siete medallas (cuatro doradas) a la delegación argentina en 2011, permiten pensar en la posibilidad concreta de superar la máxima cantidad de podios (en términos absolutos) en unos Panamericanos realizados fuera de casa: los 80 de México 1955, y alcanzar la veintena de medallas doradas.

Antes del encendido del pebetero, Cinco Anillos consultó a representantes de diferentes deportes sobre el proceso de preparación previo a los Juegos y sus expectativas en Lima, y así analizar las posibilidades de la delegación argentina en esta nueva edición de los Panamericanos.

ATLETISMO

Tras algunas inclusiones de última hora, serán 22 los y las integrantes del equipo de atletismo. De los tres medallistas hace cuatro años en Toronto, repiten presencia dos: Germán Chiaraviglio en salto con garrocha y Mariano Mastromarino en maratón; Germán Lauro no compite en Lima. El santafesino tendrá una dura competencia para subirse al podio: no estará el campeón defensor, Shawn Barber, pero sí el campeón olímpico, el brasileño Thiago Braz, su compatriota Augusto Dutra y los estadounidenses Devin King y Chris Nielsen (viene de saltar 5,95m). Para el Colo (y Miguel Bárzola, el otro maratonista entre los varones), la búsqueda de podio también será difícil contra los favoritos locales Willy Canchanya y Christian Pacheco (tercero en la Maratón de Buenos Aires 2018), el paraguayo Derlis Ayala (cuarto en Buenos Aires) y el estadounidense Aaron Braun (14° en la Maratón de Chicago 2018).

La principal esperanza de medalla de la delegación radica en Belén Casetta, reciente subcampeona de 3000 metros con obstáculos en la Universiada de Nápoli. La marplatense, la atleta argentina con más chances de clasificarse a los Juegos Olímpicos con marca (su récord sudamericano es de 9m25s99 y el tiempo de clasificación para Tokio es 9m30s), tendrá como principales rivales a la jamaiquina Aisha Praught Leer (campeóna en los Juegos del Commonwealth 2018) y la estadounidense Mel Lawrence.

Belén Casetta es una de las principales esperanzas de medalla del equipo de atletismo. Crédito: CADA.

Si bien hay atletas con aspiraciones de lucha como Florencia Borelli (campeona sudamericana en 5000 metros), Guillermo Ruggeri (400 metros con vallas), Joaquín Gómez y Jennifer Dahlgren (lanzamiento de martillo), la meta primordial de los y las atletas nacionales apunta a mejorarse a sí mismos en un torneo de semejante envergadura.

“Mi objetivo es siempre tratar de lograr mi mejor versión y tener una buena actuación en la competencia”, dice la cordobesa Noelia Martínez, que competirá en la prueba individual de 400 metros y también en la posta. “Este año viene siendo muy positivo, cumpliendo los objetivos y venimos con mi equipo haciendo todo lo que corresponde para que continúe así”, amplía la segunda en el ranking argentino histórico de los 400 metros, que viene de cosechar tres medallas en el Sudamericano que se realizó en Lima. “El principal plan es disfrutarlo al 100%, que los resultados van de la mano”.

BÁSQUET

Deporte por deporte, pocas representaciones nacionales tendrán un nivel más alto que el del seleccionado masculino de básquet. A diferencia de otras ediciones, cuando se enviaba a competir a un equipo alternativo o mixto, en Lima estarán todas las figuras de la selección: Facundo Campazzo, Luis Scola y Nicolás Laprovittola lideran al equipo de Sergio Hernández, que puso a los Juegos Panamericanos como evento prioritario en el camino preparatorio para el Mundial de Japón. Sin la presencia de Brasil y Canadá y con un representativo de jugadores del básquet universitario para Estados Unidos, Argentina parte como la gran favorita a la medalla dorada, potencialmente la segunda en toda la historia; el básquet argentino no se sube a un podio en Juegos Panamericanos desde Mar del Plata 1995, cuando venció en la final a Estados Unidos.

El seleccionado femenino, por su lado, nunca consiguió subirse a un podio en el máximo evento continental y tiene el quinto puesto como mejor ubicación histórica. Pero llega a Lima como el subcampeón de la Americup, en 2017, y campeón sudamericano tras 70 años, en 2018. Las Gigantes integran el grupo junto a Estados Unidos, Colombia e Islas Vírgenes con la ilusión de pasar de fase y pelear por medallas.

En Lima hará su debut panamericano la modalidad 3×3, que también estará en Tokio 2020 y tuvo su aparición olímpica en Buenos Aires 2018, donde el equipo masculino argentino se llevó la medalla dorada. Fausto Ruesga, miembro de esa selección, también estará en Perú. Al equipo femenino, en cambio, lo componen jugadoras del mismo plantel de Las Gigantes.

BEACH VÓLEY

Una de las 15 medallas doradas que ganó Argentina en Toronto 2015 llegó de la mano del vóley de playa. Ana Gallay y Georgina Klug conformaron una dupla explosiva que generó una de las emociones más fuertes de los Juegos. Cuatro años después, la correntina Gallay vuelve a competir en unos Panamericanos, ahora con Fernanda Pereyra. La dupla viene de realizar un buen mundial, en el que cayeron de forma ajustada en ronda de 32. Al igual que la pareja consolidada de Julián Azaad y Nicolás Capogrosso, arriban a Lima con aspiraciones de podio.

Ana Gallay va por la defensa del título panamericano en beach vóley, ahora junto a Fernanda Pereyra.

BOXEO

“Vamos enfocados en llevarnos a Lima por delante”, dice con confianza Leonela Sánchez, la campeona panamericana en 57 kilogramos que busca repetir el título en Lima. “Hicimos una buena preparación y nuestras expectativas son grandes, tanto de nosotros que vamos a competir como de los entrenadores que han trabajado duro a la par nuestra para traer bueno resultados. Llegamos al 100% mental y físicamente, el proceso fue un éxito, solo hay que poner todo para llegar a lo mas alto del podio”, cuenta la cordobesa.

El deporte más laureado en la historia olímpica nacional tendrá cuatro representantes en Lima. Ramón Quiroga (52 Kg), Francisco Verón (75 Kg) y Dayana Sánchez (60 Kg), hermana de Leonela y medallista plateada en Toronto 2015, componen el equipo nacional que piensa en grande. Así lo sueña la campeona: “Voy paso a paso y mi objetivo personal es el oro panamericano; y el del equipo también. Si Dios nos acompaña, vamos por todo y por esas cuatro medallas doradas”.

CANOTAJE

En Toronto, el canotaje fue uno de los deportes más prolíficos para Argentina en materia de medallas, con siete preseas en velocidad (una dorada) y una en slalom. Los campeones Rubén Rézola y Ezequiel di Giacómo estarán en Lima, pero en botes separados. Rézola competirá en K1 200, la especialidad en la que se clasificó a los Juegos Olímpicos de Río, en tanto que Di Giácomo integrará el K4 500.

Agustín Vernice asoma como el principal exponente del equipo nacional. Campeón mundial sub 23 hace dos años, viene de ganar medallas doradas en el Panamericano del deporte tanto en K1 1000 como en K2 1000, evento en el que competirá junto a Manuel Lascano Micaz. “Llego en buena forma; esta competencia y el campeonato del mundo dentro de cuatro semanas son lo más importante. El objetivo tanto en K1 como en K2 es hacer una buena competencia, dar el máximo y así poder luchar por el oro”, manifiesta confiado Agustín.

Agustín Vernice, campeón mundial sub 23 hace un par de años, va por la dorada en canotaje.

El equipo nacional está desde el 10 de julio en Huacho, a 200 kilómetros de Lima, la sede de las competencias de canotaje y remo en los Juegos. “Los objetivos son los de todos, tratar de obtener la mayor cantidad de oros posibles, o al menos no alejarnos de eso”, cuenta desde allí Sabrina Ameghino, dueña de siete medallas en Juegos Panamericanos (2 en Santo Domingo 2003, 2 en Guadalajara 2011 y 3 en Toronto 2015). “Sabemos que está difícil, especialmente para las mujeres, pero estamos trabajando concentrados en esto. La intención es no bajarnos del podio”, sostiene la ensenadense, que disputará sus quintos Juegos, 20 años después de su debut en Winnipeg 1999.

Para el equipo de velocidad el desafío es doble. Tras completar su participación en Lima, partirán a Hungría para competir en el mundial, que servirá como primer torneo clasificatorio rumbo a los Juegos Olímpicos.

En slalom, en tanto, el equipo está copado por la familia Rossi. A Sebastián y Lucas (medallistas de bronce en C2 hace cuatro años), se suma Carolina, representante femenina en canoa (C1). Pero el gran referente es Sebastián, olímpico en Londres 2012 y Río 2016. Llega a Lima con ganas de repetir medalla y para ello encaró un proceso previo especial. “Para la preparación de estos Juegos vine a Francia a entrenar desde el mes de enero. Estoy preparando también el mundial de España yendo una vez por mes durante 10 días ya que ahí va a ser la clasificación olímpica para Tokio a fines de septiembre”, cuenta quien ganó la medalla de bronce (C1) en el Panamericano de la especialidad que se disputó en Brasil. Además, se metió en dos semifinales a nivel de Copa del Mundo y en una final de la Copa Pirineos. Y ahora por lo máximo: “El 28 voy para Lima con mucha expectativa, pienso traer el oro”.

CICLISMO

Tres medallas obtuvo Argentina en las diferentes disciplinas de ciclismo en los Juegos de Toronto. Uno que busca repetir podio es Catriel Soto, subcampeón en la competencia de Mountain Bike hace cuatro años. En la pista, ya no está el equipo de persecución que ganó la medalla plateada en Canadá, pero Tomás Contte, medallista mundial a nivel juvenil en ómnium, y el campeón nacional Maximiliano Richeze (madison con Contte), único argentino en el Tour de France, aparecen con chances de pelea por un podio. Y en BMX, Gonzalo Molina y Federico Villegas serán los competidores entre los varones en la prueba de carrera. Chalo fue finalista este año en una de las etapas de la Copa del Mundo y surge como candidato a un podio en una competencia siempre sujeta a accidentes.

Medallista de bronce en Toronto, Mariana Díaz volverá a competir en Lima, pero también lo hará en pista, disciplina en la que ya sumó experiencia internacional en los Juegos Odesur de Cochabamba, donde ganó una medalla plateada en velocidad por equipos junto a Natalia Vera. “Mi proceso de preparación fue bastante largo; viniendo del BMX estoy acostumbrada a más competencias en el medio después de la pretemporada del verano, pero como soy nueva en esto me sirvió para meter más puestas a punto en el medio y probar si venía bien en mi proceso. Mis tiempos mejoran de a poco, así que la conclusión es que mi entrenamiento funciona”, cuenta la cordobesa, que se ilusiona con repetir una medalla panamericana, pero ahora en otra especialidad. “Mi meta en estos Juegos es la misma de siempre. La única diferencia con el BMX es que esto es por tiempos y hacer los mejores tiempos posibles es un objetivo nuevo para mí en competencia. Para lograr esto, voy a dejar todo en cada pedaleada y estar muy enfocada en mí y lo que yo tengo que hacer; esos siempre fueron mis objetivos principales”.

ESGRIMA

Toronto 2015 fue un éxito para la esgrima argentina con cuatro medallas para el equipo nacional. De aquella performance repiten en Lima José Félix Domínguez (espada), Belén Pérez Maurice (sable) y dos representantes del equipo masculino de sable (Pascual di Tella y Stefano Lucchetti). Domínguez, Pérez Maurice y Di Tella vienen de obtener medallas de bronce en los eventos individuales del Panamericano que se realizó a principios de julio en Canadá.

Belén Pérez Maurice con su medalla dorada de los Odesur. La nicoleña es una de las candidatas a subirse al podio en esgrima. Crédito: Prensa COA.

En ese torneo continental hubo dos medallas más para el conjunto nacional en las pruebas por equipos: en sable y espada de varones. En espada, a Domínguez (subcampeón en Toronto 2015) y Jesús Lugones (sexto en el Mundial 2017) los acompaña Alessandro Taccani, quien este año se mudó a Italia para preparar especialmente los Juegos Panamericanos. “Me siento en un muy buen momento. Vamos con el objetivo de repetir el podio que obtuvimos este año en el Panamericano”, cuenta el espadachín, que de todos modos piensa con cautela: “Vamos paso a paso, primero hay que entrar en zona de medalla y de ahí intentar ir por el oro que no es imposible”.

FÚTBOL

Como habitualmente ocurre a nivel panamericano y olímpico, el fútbol es una incógnita. La negativa de los equipos de primera división a ceder jugadores hizo que la selección masculina dirigida por Fernando Batista concurra a Lima con un elenco sub 23 y con varias ausencias. De todos modos, Argentina es líder en el medallero histórico del deporte con seis medallas doradas (la última en 2003). La selección comparte grupo con Ecuador, México y Panamá.

Entre las mujeres, la incógnita se mantiene. La gran actuación en el Mundial de Francia hacía entusiasmar con la posibilidad concreta de sumar la primera medalla panamericana en la competencia femenina del fútbol. La oportunidad todavía está, pero la ausencia de figuras como Estefanía Banini y Florencia Bonsegundo por diferencias con el entrenador Carlos Borrello aminoran las expectativas. Sin embargo, la falta de selecciones de peso como Estados Unidos, Canadá y Brasil hacen prever un campeonato parejo. Argentina enfrentará en la primera fase a Perú, Panamá y Costa Rica.

GIMNASIA

Hay que retroceder 20 años para encontrar las últimas medallas argentinas en gimnasia artística en unos Juegos Panamericanos. En Lima, Federico Molinari va por su última oportunidad de subirse a un podio panamericano en anillas. Entre las mujeres, sin Ayelén Tarabini por decisión técnica y con el regreso de la olímpica Valeria Pereyra, la esperanza está depositada en Martina Dominici, ganadora de seis medallas en los últimos Odesur. Sin embargo, Estados Unidos y Brasil parten como grandes favoritos a quedarse con la mayoría de las preseas.

Martina Dominici ganó seis medallas en Cochabamba 2018. Crédito: COA.

En las otras disciplinas, la expectativa es similar. En trampolín, el medallista mundial Lucas Adorno (en la disciplina de Doble Mini Tramp, que no es panamericana) será el representante masculino en busca de mejorar la quinta posición con la que terminó en Toronto 2015. Entre las mujeres, Lucila Maldonado se suma a Mara Colombo, que tendrá su segunda experiencia panamericana (fue séptima en Toronto).

“El proceso la verdad que fue duro, desde que obtuve la plaza para estos Juegos en el Panamericano del año pasado, pasé por una situación personal que me tuvo un tiempo sin poder entrenar ni estar al 100%, pero también hizo que valore más cada momento y me esfuerce el doble por mantener mi lugar”, cuenta Maru, que se mantuvo en el segundo lugar del ranking nacional para confirmar su lugar en Lima y se ilusiona con una buena actuación. “Yo creo que va a ser una competencia a todo o nada, si bien el nivel es muy alto no pierdo la esperanza de lograr una final y llevar la bandera argentina lo más alto posible”.

La disciplina de la gimnasia que más podios le dio a Argentina en las últimas décadas es la rítmica, con los bronces de Ana Carrasco (2011) y Anahí Sosa (2003). Tras un par de ciclos de recambio, la aparición de Sol Martínez Fainberg surge como un soplo de aire fresco para la disciplina. Nacida en España de padres argentinos, viene de ganar cuatro medallas en el Sudamericano de la disciplina y acumula más éxitos compitiendo en España.

“Terminados los clasificatorios del año pasado, tenía claro que quería conseguir un buen objetivo en Lima 2019. Trabajé con mucha ilusión, ganas y horas de entrenamiento, muchas más que el año pasado, para obtener un buen resultado”, comenta la gimnasta de 16 años, que como parte de su preparación para los Juegos participó en diferentes Copas del Mundo, con excelentes resultados. “En la Copa del Mundo de Guadalajara obtuve el mejor resultado para la gimnasia argentina, nunca se había obtenido un 15° puesto”, señala Sol, “re emocionada con lo logrado”.

¿Cuál es el objetivo que se plantea para los Panamericanos? “Lo principal es demostrar todo el trabajo que vengo haciendo, este año sobre todo, y mi objetivo sería avanzar a todas las finales y obtener un puesto entre las seis primeras en el all around (la competencia completa)”. Más allá de su racionalidad y mesura, la asturiana tampoco se niega a soñar con algo más. “Sería claramente increíble obtener una medalla, pero para eso tengo que seguir trabajando y si no se logra pues tengo más años para lograrlo. Voy con mucha ilusión; tengo que disfrutar porque todavía soy joven, pero estoy preparada para dar lo mejor de mí”.

HANDBALL

Las dos selecciones de handball llegan a Lima con doble desafío. No solo está en juego la obtención de una medalla, sino la clasificación olímpica disponible para el campeón en cada evento. Los varones se quedaron con el premio doble en 2011, pero cayeron en tres de las últimas cuatro finales ante Brasil. Es un duelo siempre parejo, equilibrado y cargado de tensiones por la rivalidad y lo que está en juego. En Lima se infiere que ocurrirá lo mismo.

Los Gladiadores en Río. En Lima buscan el título para jugar sus terceros Juegos Olímpicos consecutivos. Crédito: ROBERTO SCHMIDT/AFP/Getty Images)

Para las mujeres, el desafío es aun mayor, ya que las distancias históricas con respecto a Brasil (campeón mundial en 2013) son más evidentes. El primer objetivo para el equipo de Dady Gallardo será liderar su zona y vencer a Cuba en una eventual semifinal; y entonces sí, ilusionarse con hacerle un partido muy competitivo a las brasileñas.

HOCKEY

Como el handball, el hockey sobre césped reparte clasificaciones olímpicas para los campeones tanto en varones como en mujeres. Eso es lo que irán a buscar Leones y Leonas. Ambos favoritos a quedarse con el oro, para los campeones olímpicos el rival de siempre es Canadá, mientras que el seleccionado dirigido por Chapa Retegui intentará tomarse revancha de Estados Unidos, su vencedor en los últimos dos Juegos Panamericanos.

JUDO

La campeona olímpica Paula Pareto llega a sus últimos Juegos Panamericanos en forma ideal. Se subió al podio en sus tres competencias en el año, con dos títulos: el Panamericano de la disciplina, en Perú, y el Grand Slam de Ekaterimburgo. Su historia en Juegos Panamericanos es multicolor: fue bronce en Río 2007, dorada en Guadalajara 2011 y plateada en Toronto 2015, cuando cayó en la final ante la cubana Dayaris Mestre.

La campeona olímpica Paula Pareto busca un título en sus últimos Juegos Panamericanos. Crédito: Getty.

De los otros tres medallistas en los últimos Juegos, solo competirá en Lima el Toto Héctor Campos. El resto del equipo está compuesto por judokas de 23 años o menos que realizan su debut en Juegos Panamericanos. Agustina de Lucía lo hará en menos de 63 kilogramos y ya lo palpita. “Tengo muchas expectativas de que me vaya bien, de disfrutar y que me salga lo mejor en ese día, es lo que mas deseo ya que son mis primeros Juegos Panamericanos”, se ilusiona la medallista de bronce en el Panamericano sub 21 de 2018, que valora el trabajo realizado en la previa de los Juegos: “Estamos poniéndonos a punto haciendo una concentración en el CeNARD para pulir detalles y más; desde enero venimos entrenando en Europa y en Brasil y eso nos ayudó muchísimo. Fue bastante dura la preparación, pero muy positiva, muy buena”.

LUCHA

Argentina pasó de ganar cuatro medallas panamericanas en lucha en los Juegos de 2011 a solo una en 2015, que para peor luego perdería por dopaje. A Lima llega un equipo con expectativas encabezado por Patricia Bermúdez, diploma olímpica en Río 2016, y el cordobés Agustín Destribats, múltiple medallista a nivel panamericano en categorías juveniles. La preparación del equipo tuvo como base Europa. Los de lucha libre se entrenaron desde mayo en Bulgaria, Grecia y España. Luciano del Río, que pelea en categoría grecorromana, también pasó por Rumania. Y Patricia Bermúdez hizo escala en Turquía.

Iván Llano, uno de los jóvenes debutantes del equipo, sugiere prestar atención a las chances de los luchadores y la luchadora nacionales. “Cada uno de nosotros quiere hacer un buen papel y meterse en el podio. Tenemos algunos compañeros que están para ganar la competencia y obviamente un nivel como para meterse en el podio, mínimo”, sostiene el luchador.

NATACIÓN

Delfina Pignatiello es la gran candidata a terminar los Juegos Panamericanos como la máxima ganadora de la delegación argentina. La campeona mundial juvenil y subcampeona en los Juegos Olímpicos de la Juventud arriba a Lima como favorita en sus tres eventos predilectos y en los que ya está clasificada a los Juegos Olímpicos: 400, 800 y 1500 metros libre. La estadounidense Haley Anderson, que viene de subirse al podio en aguas abiertas en el Mundial de Gwangju, asoma como la principal rival de la sanisidrense.

Delfina Pignatiello, la favorita a sumar la mayor cantidad de doradas en la delegación nacional. Crédito: Buenos Aires 2018.

Para el resto de la delegación, la competencia para subirse a un podio será dura. Estados Unidos y Brasil llegan con equipos de primer nivel; la única ventaja respecto a Toronto es que Canadá envió una delegación alternativa, lo que se presume como un beneficio para Argentina, especialmente en las postas, donde podría conseguir algún podio detrás de estadounidenses y brasileños.

Santiago Grassi, que fue medallista plateado en Toronto en los 100 mariposa, prueba en la que hace poco mejoró su récord nacional, para repetir podio deberá superar a nadadores con mejores antecedentes como los estadounidenses Tom Shields, el brasileño Vinicius Lanza y el guatemalteco Luis Martínez.

Algo similar ocurre con el campeón panamericano en los 100 libre de Toronto, Federico Grabich, que en su prueba tendrá en frente ni más ni menos que a una leyenda como el campeón olímpico Nathan Adrian, además de los sprinters brasileños.

La santafesina Julia Sebastian, la más cercana junto a Grassi a realizar una marca A de clasificación olímpica, tendrá como rival a la número 1 del mundo esta temporada en los 200 metros pecho, la estadounidense Annie Lazor. Un escenario duro.

Saliendo de la piscina para meternos en las aguas abiertas, las fichas están puestas en la campeona panamericana de Guadalajara, Cecilia Biagioli, y Guillermo Bértola. Aunque la competencia será igual de complicada, con la presencia de figuras como la multicampeona mundial Ana Marcela Cunha.

En la natación artística, la disciplina antes conocida como nado sincronizado, las rosarinas Camila Arregui y Trinidad López toman el testimonio de las hermanas Sánchez, representantes olímpicas en 2012 y 2016. La dupla viene de hacer una buena experiencia en el mundial y llega con expectativas a Lima. “Llegamos con muchas ganas de competir y mejorar la performance del mundial”, señala Arregui. “Mas allá que en el mundial tuvimos muy buenos resultados, siempre hay cosas para corregir y mejorar”, añade quien tendrá su segunda experiencia panamericana, pues formó parte de la competencia por equipos en Toronto. En cuanto a objetivos concretos, la rosarina lo tiene claro: “La meta es estar dentro del top 6 y acercarnos lo más posible a Colombia y Brasil que son nuestros rivales más directos. Estamos con muchas expectativas y muchas ganas de dar lo mejor y representar al país de la mejor manera posible”.

PATINAJE

El primer título panamericano en Toronto 2015 llegó de la mano del patinaje artístico y bien podría repetirse en Lima. Giselle Soler es favorita a defender su medalla dorada obtenida hace cuatro años, con la brasileña Bruna Wurts como potencial rival. En varones, Juan Francisco Sánchez viene de quedar entre los 10 mejores del Mundial de Barcelona y también asoma con chances de medalla.

Giselle Soler luchará por repetir su título panamericano en patinaje artístico.

En la velocidad, no estarán para defender sus medallas ni Maira Arias (dorada) ni Ezequiel Capellano (plateada), pero sí competirá Ken Kuwada, campeón mundial en 2016 en los 10.000 metros combinados. “La expectativa y objetivo es estar en el podio”, dice el marplatense, que llega a Lima tras su participación en el mundial. “Ya estamos enfocados en los Panamericanos. La preparación la hicimos con Rocío Berbel (10.000 metros) y Francisco Reyes Petrelli (300 y 500 metros) en Buenos Aires con la ayuda de Juan Cruz Araldi, debido a que en Mar del Plata se me imposibilitaba por la humedad y la lluvia”.

PELOTA 

Parte de la merma en la cantidad de medallas doradas para Argentina entre Guadalajara (22) y Toronto (15) se debió a la ausencia en el programa deportivo de las competencias de pelota, que le habían dado cuatro títulos a la delegación nacional en tierras mexicanas. Argentina tiene una buena tradición en este deporte y es favorita a sumar varios podios en Lima, especialmente en los eventos de Trinquete y Frontón.

Irina Podversich jugará en Frontenis junto a Lucila Busson y valora el proceso previo a los Juegos. “La preparación fue muy buena. Nos entrenamos cada 15 días en el CeNARD y tuvimos dos viajes afuera para entrenarnos con los que más saben de Frontenis (México y España)”, cuenta la medallista de bronce en Guadalajara, que se ilusiona con otro podio en Lima, pero con mesura: “Sabemos que es muy difícil, pero vamos con expectativas de traer una medalla. Es muy difícil, pero creemos que podemos lograrlo”.

PENTATLÓN MODERNO

El primer deporte que clasificará atletas para los Juegos Olímpicos en Lima 2019 es el pentatlón moderno. Hace cuatro años, Emmanuel Zapata consiguió en los Panamericanos la primera clasificación olímpica para Argentina en 56 años. Más tarde se sumó Iryna Khokhlova, ucraniana nacionalizada (y pareja de Emmanuel), primera pentatleta olímpica argentina en la historia. Ahora, en Lima, hay un equipo completa que sueña con la posibilidad concreta de sumar podios y conseguir una de las tres plazas olímpicas en juego en cada rama.

“Tenemos muy buenas expectativas con el equipo, que ha crecido mucho en los últimos años”, señala Emmanuel. El equipo viene de obtener tres medallas en el Panamericano de la disciplina y tanto los resultados como la preparación motivan al mayor de los tres hermanos Zapata que estarán presentes en Lima (también compiten Pamela y Ayelén). “Los entrenamientos han salido muy bien en los últimos meses. Nos sentimos con mucha confianza y motivados”.

Emmanuel Zapata hizo historia hace cuatro años y tiene expectativas en una nueva edición de los Juegos Panamericanos.

Respecto a la competencia, el representante olímpico en Río 2016 presume un evento peleado: “América en general ha subido mucho el nivel, teniendo muchos candidatos de diferentes nacionalidades para el podio”.

Sobre objetivos concretos, Zapata evita hablar de posiciones y piensa en el rendimiento. “Una buena competencia para mí siempre es la suma de disfrutar y poder dar el 100% de mí mismo, sin fijarme tanto en la posición. Confío en el trabajo que hemos hecho y en el momento que cruce la línea de llegada tener la sensación de haber dado lo mejor de mí”.

PESAS

Argentina no consigue medallas en levantamiento de pesas desde 2007. A Lima llega a competir un elenco plagado de juveniles y con mayoría de mujeres. Entre ellas, la olímpica en Buenos Aires 2018, Luz Casadevall, que regresa a tiempo tras una larga lesión. Y también Abril de Cándido, que viene de ser la única representante argentina en el mundial juvenil que se disputó en Fiji. Los Panamericanos, para ella, son un bonus“No hubo mucho proceso de preparación, ya que yo no sabía que venía para los Juegos. Nosotros nos preparamos para el mundial juvenil y el panamericano juvenil”, aclara la bonaerense, que de todos modos traza un objetivo claro: “Mi meta en los Juegos sería intentar hacer mis mejores marcas y quedar lo más cerca del podio posible”.

RÁQUETBOL

La mexicana Paola Longoria ejerce uno de los dominios más hegemónicos en el deporte mundial y junto a su compatriota Samantha Salas son las favoritas a sumar títulos en las competencias femeninas de ráquetbol (individual, dobles y equipos). Pero las bolivianas nacionalizadas argentinas, María José Vargas (triple medallista en Toronto 2015) y Natalia Méndez asoman como principales contendientes al podio junto a jugadoras de Estados Unidos.

Majo Vargas y Natalia Méndez fueron doradas en Cochabamba. Crédito: Prensa COA.

Entre los varones, las expectativas son menores, pero existen. El equipo completo viene preparándose en diferentes campus con el objetivo concreto de subirse a un podio. “Mi meta en los Juegos es llegar al podio en dobles junto a Shai Manzuri y llegar lo mas lejos posible en singles. Esperemos volver con la medalla como venimos planificándolo”, expresa como ilusión Fernando Kurzbard.

REMO

El remo es uno de los deportes que más suele aportar al medallero nacional, aunque de Guadalajara 2011 a Toronto 2015 mantuvo la cantidad de medallas totales (ocho), pero pasó de cinco doradas en México a solo una en Canadá. Sin la presencia de la campeona olímpica de la juventud Sol Ordás (decidió dejar de remar en la selección), Argentina llega a Lima con un equipo integrado por 23 remeros y remeras. Entre ellos, Axel Haack (campeón panamericano en Toronto junto a Diego López) y Agustín Díaz, que vienen de ganar la tradicional Regata Henley, el olímpico en Río 2016, Brian Rosso, y los finalistas en Londres 2012, Cristian Rosso y Ariel Suárez.

Entre las mujeres, estará la experimentada Milka Kraljev, campeona panamericana en Guadalajara. Milka lideró en los procesos evaluativos para conformar al equipo nacional en Lima y compitió en dos Copas del Mundo, donde quedó 10° y 7°. “Llego con muy buenas sensaciones y crecimiento personal. Y ahora en Lima, como todos los atletas, me entrené para ganar oro. Sueño, entreno y vivo pensando en eso”, se ilusiona la dos veces olímpica.

RUGBY

El rugby seven formó parte del programa de los Juegos Panamericanos en las dos últimas ediciones. En ambas, Los Pumas llegaron como grandes favoritos, pero debieron conformarse con medallas plateadas tras caer en las finales. Tras asegurarse la clasificación a los Juegos Olímpicos, el seleccionado dirigido por Santiago Gómez Cora arriba con sus mejores figuras a Lima para conseguir por primera vez la medalla dorada en unos Juegos Panamericanos.

Los Pumas estarán en Tokio. Crédito: @lospumas7arg.

SÓFTBOL

Los flamantes campeones mundiales buscan ser también los campeones panamericanos. Hace cuatro años, el equipo nacional se subió al tercer puesto del podio y ahora llega a Lima con el envión del título mundial conseguido en República Checa. El campeonato, sin embargo, no será sencillo. Están presentes Canadá (3° en el mundial), Estados Unidos (5°), Venezuela (6°), Cuba (10°) y México (11°).

La selección de sóftbol con el trofeo de campeones mundiales. Crédito: WBSC.

SQUASH

Robertino Pezzota aseguró la primera medalla para Argentina en Lima 2019 y se renuevan las chances en dobles y la competencia por equipos. Entre las mujeres, Antonella Falcione lidera un equipo que tendrá a Pilar Etchechoury y Camila Grasso como pareja de dobles. Y según Pilar, allí estará el eje de las posibilidades del equipo nacional. “Estuvimos yendo a Colón (Buenos Aires) a entrenarnos una semana todo el equipo todos los meses. Ahí hay cancha de dobles, la misma que se va a usar en Lima. Así que el objetivo principal es la medalla en dobles”, asegura y se ilusiona con la posibilidad de subirse a lo más alto del podio: “Mi meta es la de oro obviamente y con mi compañera estamos muy bien así que vamos por todo ahí”.

SURF

El surf es uno de los deportes que debutan en el programa deportivo de los Juegos Panamericanos y lo hace a lo grande: dará plazas olímpicas a los campeones de la categoría open. Entre los varones está el vigente campeón mundial, Santiago Muñiz, que llega tras una larga inactividad. También compite el ex campeón Leandro Usuna. En total habrá 10 surfers nacionales entre las cuatro categorías que debutan en Lima.

TAEKWONDO

Lucas Guzmán consiguió hace un par de meses el tercer puesto en el mundial y va por una actuación superior a la de Toronto 2015, cuando debió conformarse con la medalla de bronce en -58 Kg tras una frustrante derrota en el debut cuando llevaba una buena ventaja. Hay otros dos medallistas que regresan por más a Lima: Alexis Arnoldt, bronce hace cuatro años, y Martín Sio, tercero en Río 2007. Completan el equipo nacional dos jóvenes debutantes: Gianella Évolo y Daiana Vázquez.

Lucas Guzmán alcanzó su mejor resultado histórico en el Mundial de Manchester.

“Venimos realizando una planificación específica para estos Juegos desde la mitad del año pasado y culminamos esta etapa hace ya unas semanas, cuando estuvimos en México 20 días realizando combates junto a deportistas de ese país y también pudimos compartir con la selección de República Dominicana. Fue una preparación muy intensa”, comenta Daiana, que pese al debut panamericano sueña con un podio: “Mis expectativas para esta competencia, más allá de la experiencia porque son mis primeros Juegos Panamericanos, es lograr obtener una medalla. Creo que estoy preparada y puedo llegar a lograrlo”.

TENIS

Habitualmente relegado por la ausencia de los grandes jugadores del circuito mundial, los torneos de tenis en esta edición de los Juegos Panamericanos tendrán una adición especial: los finalistas en singles, tanto en varones como en mujeres, obtendrán una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio (sujeto a que no se sobrepase el cupo máximo por país y figuren en el top 300 de los respectivos rankings al cierre de la clasificación).

Entre los varones, dada la cantidad de jugadores en el top 100, el premio no se presume como algo muy relevante. Pero Facundo Bagnis llega a Lima para defender su medalla dorada de Toronto, al igual que Guido Andreozzi; juntos ganaron la plateada en dobles en las canchas canadienses. El chileno Nicolás Jarry figura como el principal favorito al título.

Para las tenistas argentinas sí es una posibilidad interesante de alcanzar un cupo olímpico hoy inviable vía ranking. Nadia Podoroska lidera al equipo nacional en un torneo sin jugadoras dentro del top 100.

TENIS DE MESA

También hay plazas olímpicas en juego en tenis de mesa, en este caso solo para los campeones individuales. Lejos de la dorada conseguida por Song Liu en 2011, las expectativas de la delegación nacional están en poder subirse a algún podio.

“El objetivo nuestro va a ser sacar una medalla, no importa el color”, asegura Horacio Cifuentes, el jugador con mejor ranking del equipo nacional, que aspira a pelear en individuales, donde el brasileño Hugo Calderano, top 10 del mundo, es claro favorito, pero sobre todo apunta sus cañones al dobles. “En individuales estoy preclasificado entre los ocho primeros, pero sacar medalla sería muy difícil. En dobles mixtos también, depende un poco de la suerte. La prueba en la que más chances tenemos es el dobles masculino y después en la prueba por equipos”. A diferencia del tenis, en tenis de mesa todas las naciones concurren con sus mejores jugadores y jugadoras y el nivel es alto. “Todos los países son muy parejos y hay mucho nivel. Si tenemos un buen día podemos lograrlo. Y si no, a lucharla”, agrega el platense.

Horacio Cifuentes y Gastón Alto, candidatos a subirse al podio en dobles. Crédito: ITTF.

En dobles, Cifuentes jugará con Gastón Alto, medallista plateado en la prueba por equipos en 2011. “En dobles y equipos estamos fuertes y apostamos especialmente ahí”, coincide el mendocino, quien dividió su proceso de preparación entre Alemania, donde disputa una liga, algunos torneos del circuito mundial y entrenamientos en Mendoza y Buenos Aires. El complemento en el equipo nacional es el histórico Pablo Tabachnik; el sanjuanino disputará sus séptimos y últimos Juegos Panamericanos, en busca de la sexta medalla panamericana para agregar a su colección que arrancó en Mar del Plata 1995.

Ana Codina dejó su Chaco natal a comienzos de año para instalarse en Buenos Aires y encarar la preparación rumbo a los Juegos. Como con los varones, su meta está enfocada en el dobles y el equipo. “En los últimos Juegos Panamericanos de Toronto quedamos quintas en equipos. Como meta va a ser tratar de dar un pasito más en equipos para así lograr medalla. En singles avanzar lo más que pueda y en dobles también. Hasta ahora, en el 90% de los torneos que jugamos juntas con Camila Argüelles sacamos medalla. Pero los juegos son algo especial. Así que tenemos que ir paso a paso”.

TIRO DEPORTIVO

Otro de los deportes exitosos en Toronto fue el tiro deportivo, que consiguió cuatro medallas plateadas con sus correspondientes clasificaciones olímpicas. Fernanda Russo (rifle de aire 10m), Amelia Fournel (rifle de aire 50m tres posiciones), Melisa Gil (skeet) y Fernando Borello (fosa) llegan con la meta de volver a subirse al podio y llevarse una de las dos plazas en juego para Tokio en cada evento. También hay que sumar a la lista de candidatos a Federico Gil (skeet), que viene de ser finalista en el mundial, y a Alexis Eberhardt (rifle de aire), campeón en los Odesur y medallista en el Panamericano de la disciplina.

Federico Gil es uno de los candidatos a sumar medalla y clasificación olímpica en tiro deportivo.

TRIATLÓN

“Mi expectativa es mejorar mi resultado de Toronto”, dice Martín Bedirian, que junto a Luciano Taccone representará a Argentina entre los varones en triatlón. Hace cuatro años, el cordobés fue 23°, pero ahora tiene con que subir las expectativas. “Estoy en mi mejor momento”, asegura Bedirian, que invirtió lo que no tenía para prepararse de la mejor manera en el reputado centro de entrenamiento La Loma, en México. “Compito solamente por la gloria, por mí y por mi familia”.

En la competencia de mujeres estarán Romina Biagioli y Delfina Álvarez. Para la salteña, la clasificación a los Panamericanos también significó encarar una preparación especial. “Van a ser mis primeros Juegos, pero voy a ir mentalmente como si no lo fueran. Así que decidí dar lo mejor en la preparación con el objetivo de estar en esa línea de largada tranquila de que di lo mejor de mí”, dice Álvarez, que se estableció entre Salta y la altura de La Quiaca para desarrollar el trabajo previo a los Panamericanos. “Puedo decir que salió una gran preparación y ahora ya queda viajar a Lima y estar firme para dar lo mejor”, asegura la tricampeona nacional, que no piensa en una ubicación final: “Siempre como atleta uno va a competir y prueba con ganar o hacer podio, pero yo no quiero desmerecer una buena carrera dando lo mejor, un top 10 o un top 5. Así que no tengo un resultado mente, ahora. En la carrera iré viendo”.

VELA

Otro deporte prolífico para Argentina es la vela. En Toronto, aportó cinco preseas al medallero nacional, tres de ellas doradas. El abanderado de la delegación en la ceremonia de apertura, Javier Conte, estará junto a Paula Salerno e Ignacio Giammona en Lighnting para defender el título obtenido en Canadá. Lo mismo que Victoria Travascio y Sol Branz en 49er FX, con el agregado de que las campeonas se llevan la clasificación para los Juegos Olímpicos. Luis Soubié ganó en Toronto la medalla plateada en Snipe junto a Diego Lypszyc y ahora competirá junto a Brenda Quaglotti, ya que la prueba pasó a ser mixta.

También habrá plazas olímpicas en juego en 49er, con la presencia de los hermanos Yago y Klaus Lange; en Laser y Laser Radial, donde competirán Juan Pablo Bisio y Lucía Falasca; y en Nacra 17, donde estarán Eugenia Bosco y Mateo Majdalani. En estas últimas tres clases Argentina ya obtuvo las respectivas plazas para tener representación en Tokio 2020.

“La verdad que fue muy bueno el proceso, venimos trabajando firme desde diciembre del año pasado. En marzo fuimos a Europa y durante la gira fuimos creciendo mucho. Volvimos contentos con los resultados que obtuvimos”, cuenta Eugenia Bosco, que ya lleva junto a Majdalani más de un mes en Paracas, sede de las competencias de vela en los Juegos. Y su objetivo es claro: “Ganar una medalla“.

En RS:X, Celia Tejerina ganó la plaza para competir en los Panamericanos y centró su preparación en Paracas. “Fueron tres periodos de 10 días en los que priorizamos la técnica y conocer la cancha”, cuenta la mendocina, que valora el proceso de entrenamientos. “Me siento muy bien con lo entrenado y lo que pude aprovechar y aprender durante estos días, me siento muy segura y tranquila con lo trabajado”. Su objetivo, como el resto del equipo de vela, es sumar un podio. “Mi expectativa para estos juegos es lograr una medalla; espero poder plasmar todo lo que trabaje para este objetivo y conseguirlo”.

Celia Tejerina, campeona sudamericana de RS:X. Crédito: International Windsurfing.

Entre las clases no olímpicas está el sunfish, que tendrá como representante nacional a Martín Alsogaray, quien viene de ser subcampeón en los Juegos de Playa de Rosario. Su objetivo también es el podio: “La meta es aportar una medalla para el país”.

VÓLEY 

Los Juegos Panamericanos quedaron en un momento inconveniente del calendario para las selecciones de vóley, ya que en los próximos días se disputarán los preolímpicos mundiales tanto en varones como en mujeres. Es por eso que Argentina envía un equipo alternativo en la rama masculina para intentar defender la medalla dorada obtenida en Toronto. Pese a las bajas, la selección tiene grandes posibilidades de subirse al podio. Entre las mujeres, sí van las titulares, pero el objetivo no es tan sencillo: Argentina nunca ganó una medalla en Juegos Panamericanos.

¿Y LOS DEMÁS?

Estos no son los únicos deportes en los que atletas nacionales, pero sí los que más chances detentan. También hay posibilidades en bowling (Lucas Legnani fue medallista de bronce en 2007), equitación (el equipo de salto fue plateado en Toronto), golf (dos medallas en Toronto), karate (Yamila Benítez fue medallista dorada en los Odesur 2018) y esquí náutico (el equipo juvenil que va a Lima ganó 10 medallas en los Odesur). Para la selección masculina de waterpolo la ilusión es subirse al podio panamericano luego de 56 años. Y también buscarán hacer buenas competencias los equipos de tiro con arco, béisbol, fisicoculturismo y bádminton. En este último caso, con los representantes más jóvenes de toda la delegación: Nicolás Oliva e Iona Gualdi.

More in Juegos Panamericanos

Las razones del éxito: ¿Por qué Argentina vivió uno de sus mejores Juegos Panamericanos?

Nicolás Quercia14 agosto, 2019

Tres más a Tokio

Nicolás Quercia9 agosto, 2019

Lima 2019, día 11: la natación arrancó con doradas

Redacción 5A7 agosto, 2019

Lima, día 9: lluvia de medallas

Redacción 5A5 agosto, 2019

Lima 2019, día 6: Los campeones del mundo son campeones panamericanos

Redacción 5A2 agosto, 2019

Lima 2019, día 4: Sabrina Ameghino, la primera argentina campeona panamericana en canotaje

Redacción 5A31 julio, 2019

Lima 2019, día 3: Agustín Vernice y un doblete dorado

Redacción 5A30 julio, 2019

Lima 2019, día 2: Los Pumas se tomaron revancha

Redacción 5A29 julio, 2019

Lima 2019, día 1: Guzmán y Sánchez ganan las primeras doradas

Redacción 5A28 julio, 2019