El deporte argentino ha sufrido muchas idas y venidas en estos 200 años de historia. Pero si hay algo en lo que nunca se ha visto afectado es en su asombrosa capacidad de superarse a pesar de las adversidades, de enderezarse ante las crisis, de regenerarse tras las caídas. Y esto no es más que por el espíritu deportivo y la pasión que en los atletas de este país corre por las venas.

A lo largo de estos dos siglos, las luchas han sido miles y hasta repetidas: dificultades económicas y marginaciones por parte de los sectores dirigenciales han sido trending topic en el deportista de élite argentino. Pero eso no impidió que se conviertan en campeones, en medallistas, en ganadores. El deportista nacido en nuestras tierras tiene ese plus que es envidiado en el mundo entero. Y ese gen propio de los representantes de la bandera celeste y blanca se ha ido expandiendo en su más amplia diversidad. Hoy los hay en las más variadas disciplinas, en cualesquiera uno pensar.

Sin embargo, ese crecimiento espectacular, tan existoso y repleto de festejos, no supo ser acompañado por una comunicación certera y fidedigna. Se volvió monótona, precaria, de dudosa confiabilidad. Y no representa lo que verdaderamente sucede con el deporte nacional en su máxima extensión.

Por esto nació un 16 de abril de 2015 este medio: para llenar ese vacío en la información. Cinco Anillos es un proyecto joven y ambicioso cuyo objetivo no es otro más que transmitir y dar a conocer a aquellos deportistas que no reciben el reconocimiento que deberían. Buscamos revalorar a estos atletas que, a pesar de todo, luchan a contracorriente y se esfuerzan y sacrifican para cumplir sus sueños bajo la oscuridad del anonimato.

Hoy, apenas un año más tarde de su creación, Cinco Anillos tiene la más amplia cobertura deportiva que haya en Argentina: a las disciplinas habituales que se exhiben en cada diario, web o programa radial o televisivo, le sumamos seguimiento primordial al amateurismo e incluso a los deportes de invierno y a los deportes adaptados. Sin embargo, bien sabemos que ésto no es suficiente y que, aún, lo mejor está por venir. Porque esa es nuestra única filosofía: superarnos día a día para difundir el deporte.

 

Contacto: