Natacion en aguas abiertas

 

HISTORIA

Si bien es sabido que los primeros pasos de la natación se dieron en aguas abiertas y no en una piscina, la disciplina llegó a ser oficial recién en el año 1991, cuando la Federación Internacional de Natación (FINA) la incluyó dentro del Campeonato Mundial de Natación. A partir del 2000, las aguas abiertas pasaron a tener su propio mundial.

A pesar de que en las primeras ediciones de los Juegos la natación se realizaba en aguas abiertas, éstas no eran reconocidas como tal. El debut oficial se dio 100 años después, en Pekín 2008, pero era considerado una prueba más dentro de natación. Río 2016 será la primera edición en la que aguas abiertas sea disciplina.

La FINA determinó que la prueba de aguas abiertas sólo acapararía las pruebas de larga distancia, superiores a 5.000 metros. Existen pruebas de 5k, 10k, 25k y hasta mayores a 30k. Con la inclusión en los Juegos, los 10000 metros ganaron notoriedad y empezaron a ser denominados como el “maratón acuático”. Por esto mismo, la FINA decidió crear un mundial anual exclusivo para los 10k.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

La carrera puede llevarse a cabo tanto en aguas dulces como en saladas, y la profundidad mínima del agua debe ser de 1.40m. El circuito, que posee una distancia de 10 kilómetros, estará previamente determinado y señalizado. Los atletas parten desde una plataforma fija sobre el agua; la posición de salida será definida por sorteo. El primero en cruzar la meta se colgará la medalla de oro.

 

VER NOTICIAS DE NATACIÓN EN AGUAS ABIERTAS