Vóley

Las Panteras cerraron un fin de semana agridulce en el Ruca Ché

Las Panteras cerraron un fin de semana agridulce en el Ruca Ché

El conjunto dirigido por Guillermo Orduna cayó en sets corridos con Polonia, el mejor equipo del weekend disputado en Neuquén, Argentina, y ahora le tocará viajar justamente a dicho país, a la ciudad de Ostrowiec Swietokrzyski, para afrontar el Pool E, correspondiente al Grupo 2 del Grand Prix 2017.

Gran marco de público a lo largo del weekend en el Ruca Ché. Crédito: FIVB.

Estamos en presencia de uno de los años más cargados en la historia del seleccionado femenino de voley, de eso no hay ninguna duda. Parece mentira pero hasta no hace mucho, las chicas disputaban apenas un torneo sudamericano por año. ¡UNO! ¿Cómo lograr crecimiento sin competencia? Son los partidos los que posibilitan que cualquier equipo mejore. Es ahí donde uno aprende de los errores, los sufre y trabaja para no volver a repetirlos. Se persiguen los objetivos, un poco por la alegría de conseguirlos, y otro poco para evitar la tristeza de no haberlos logrado.

En la última década, Las Panteras empezaron a disputar la Copa Panamericana y luego llegó la posibilidad de insertarse en el Grand Prix, la competencia anual por excelencia del voleibol internacional. A partir de este roce, se obtuvieron las clasificaciones al Mundial de Italia en 2014 y el debut histórico en una cita olímpica, en Río de Janeiro 2016. Gracias a un sostenido y fructífero proyecto como el de Guillermo Orduna, el combinado nacional sigue dando pasos hacia adelante, más allá de las estadísticas. De hecho, en este 2017 fue invitado al Montreux Masters (Suiza), donde completó una fantástica actuación, liderando su zona y quedándose con el 4º puesto.

Es cierto que Argentina no pudo completar la mejor tarea en la Copa Panamericana (8º), pero aún después de eso y de estas tres derrotas en el comienzo del Grand Prix 2017, el equipo sigue acumulando logros. Porque competir por 7ª temporada consecutiva en este torneo bien podría considerarse un triunfo… ¿O acaso no se considera una victoria organizar por 4ª ocasión seguida un weekend del Grand Prix? A Lomas de Zamora (2014), Formosa (2015) y Tucumán (2016), ahora hay que sumarle el exitosísimo fin de semana en el Ruca Ché, de Neuquén, la casa de Gigantes del Sur en la Liga Nacional. Tribunas repletas a lo largo de los tres días de competencia e incluso un buen marco en los amistosos previos. Cerca de 5 mil personas dijeron presente en cada uno de los tres partidos de Las Panteras.

Ese es el aspecto dulce del weekend. El apoyo, el aliento y la difusión que permite también una televisación en vivo para todo el país. En contrapartida, las tres derrotas. No por el hecho de perder en sí sino porque el seleccionado nacional pudo haberse llevado al menos un punto de esta primera etapa del certamen.

El viernes con Canadá, las chicas sufrieron la actuación de un equipo que prácticamente no cometió errores. Las norteamericanas redondearon un gran partido, no permitieron que las locales entraran en ritmo y dominaron a partir del bloqueo. No solo con los 14 puntos obtenidos por esa vía sino también incomodando en cada acción ofensiva del rival. A eso, las dirigidas por el italiano Marcello Abbondanza le agregaron una actuación magnífica de uno de sus pilares, la opuesta Alexa Gray, salida principal en ataque. La Nº9 no solo fue la goleadora con 18 puntos, sino que atacó 46 pelotas en 3 sets. Una verdadera locura. De hecho, Michaela Reesor, la segunda que más pegó, apenas lo hizo en 14 ocasiones. Y Lucía Fresco, la máxima anotadora de Las Panteras, solo 27.

Helena Vidal y Guillermo Orduna. La armadora está disputando sus primeros torneos con Las Panteras. Crédito: FIVB.

El sábado, sin dudas se vio lo mejor del equipo de Orduna en Neuquén. Buenas gestiones de Helena Vidal en el armado, una de las caras nuevas para esta temporada; una tarea destacada de Tanya Acosta desde la punta y nuevamente de Fresco, el brazo pesado del seleccionado. Sin embargo, las grandes noticias del weekend quizá fueron los ingresos de Camila Hiruela al servicio (el único de potencia que tienen Las Panteras), de Antonela Fortuna como receptora y de Julieta Lazcano en el centro. Juventud y presencia de parte de las primeras dos y experiencia asegurada de la cordobesa de 27 años.

El aspecto negativo de la jornada, el resultado y la manera de trabajar y resolver en los momentos límites. Así como las chicas demostraron un gran carácter para recuperarse de un 23-20 en contra en el segundo set, más tarde, algunos errores infantiles le terminaron entregando el parcial a Croacia. Y luego, una situación similar: Argentina se recuperó de ese 30-28 que hubiera encaminado el encuentro, ganó el 3º sin discusión (25-15) y no resolvió de la mejor manera después del 20-20 del 4º. Equivocaciones en recepción y ataque permitieron que las europeas se adjudicaran los dos parciales restantes. Cuando las locales jugaron a su nivel, bajaron el nivel de error y mantuvieron el volumen de juego, sin apurarse a definir los puntos, entonces fueron mejores y lo reflejaron en la cancha. El 3-2 final, con un ajustado 16-14, terminó siendo un golpe duro.

Finalmente, el domingo, Polonia se avecinaba como la contienda más dura para las Las Panteras, que pusieron su firma en los primeros dos sets. Un trámite parejo permitió que llegaran punto a punto al cierre de ambos, pero es allí donde los grandes equipos sacan diferencias. Y así lo hicieron las europeas, con Malwina Smarzek y Berenika Tomsia. Salidas claras en rotación y una presión constante desde el servicio empezaron a castigar el ánimo de las argentinas, que se fueron quedando sin nafta conforme transcurría el partido.

Así terminó el primero de los tres weekends que disputará Argentina en el Grupo 2 del Grand Prix. Toda una experiencia para Las Panteras, que aunque parezca un chiste, todavía se están preparando para afrontar la parte más importante del calendario. Una vez concluido este certamen internacional, que las tendrá viajando por Polonia y Croacia, el seleccinado albiceleste buscará la clasificación para el Mundial del año que viene, en Japón. El Sudamericano de Cali (Colombia) y el Premundial de Lima (Perú) aparecen como las competencias claves de un 2017 impensado para el voleibol femenino hasta hace algunos años.

Emilce Sosa, la más “popular” de Las Panteras. En Neuquén y en toda la Argentina. Crédito: FIVB.

Weekend 1 – Gran Prix 2017 – Pool B2

Viernes
Croacia 0 – Polonia 3 (10-25, 9-25 y 18-25)
Argentina 0 – Canadá 3 (18-25, 14-25 y 20-25)

Sábado
Canadá 0 – Polonia 3 (22-25, 9-25 y 23-25)
Argentina 2 – Croacia 3 (25-20, 28-30, 25-15, 22-25 y 14-16)

Domingo
Croacia 1 – Canadá 3 (25-23, 11-25, 11-25 y 18-25)
Argentina 0 – Polonia 3 (21-25, 19-25 y 14-25)

Vóley
@g_deltorto

Periodista - Si le metés el 100% a algo, lo podés conseguir. Pero tiene que ser el 100% - ¿Mi objetivo? París 2024.

More in Vóley

La selección de vóley y la federación, en conflicto

Redacción 5A12 enero, 2018

Germán Johansen: “Todavía no caigo”

Agustín Vetere30 agosto, 2017

El vóley argentino, en lo más alto

Agustín Vetere25 agosto, 2017

Las Panteras, cuartas en Suiza

Lautaro Tonellotto12 junio, 2017

Argentina cayó con Francia y terminó el primer weekend con salgo negativo

Gastón Del Torto5 junio, 2017

Medallas de plata para el seleccionado juvenil femenino y la dupla Gallay-Klug

Gastón Del Torto17 mayo, 2017

Bronce para Azaad y Capogrosso en el Master y derrota de la Sub20 femenina

Gastón Del Torto10 mayo, 2017

Un día histórico para el vóleibol argentino

Gastón Del Torto6 mayo, 2017

Luciano de Cecco: “Después de Tokio 2020 me retiraré de la Selección Argentina”

Gastón Del Torto3 mayo, 2017