Lange y Carranza, la pareja de 2016 – Cinco Anillos
Vela

Lange y Carranza, la pareja de 2016

Lange y Carranza, la pareja de 2016

Los dueños del Nacra 17 en los Juegos Olímpicos cierran una maravillosa temporada, pero ya pispean de reojo a Tokio. Aunque no se quedaron con el oro en la noche de los Olimpia, nadie puede olvidar esa gran hazaña en la Bahía de Guanabara.


Es un país futbolizado al máximo, no resulta difícil reconocer los grandes logros ajenos a esta disciplina. La gente, ni lerda ni perezosa, lo expresa en el día a día. De absoluto desconocido, a estrella popular. Así es el público argentino, que no maneja medias tintas con los atletas olímpicos. La fama o popularidad verdaderamente no significa nada pero ayuda a dimensionar la enorme hazaña conseguida por Santiago Lange y Cecilia Carranza en tierras brasileñas. Que más gente salude a la dupla por la calle, no quiere decir que ahora sí son buenos, pero marca cuán importante fue el logro obtenido.

“Nosotros venimos de un deporte sin tribunas en el medio de mar, y hoy nos encontramos dándole alegría a un montón de gente. Nada más lindo que poder ayudar. Además, hoy bajás la ventanilla y te reconocen, te dejan unas palabras de aliento o un saludo. Hasta pasás gratis en los peajes”.

“La gente se siente muy identificada con lo que nosotros hicimos. Transmitimos valores, con gran responsabilidad, y nos gusta asumir ese rol que nos toca vivir hoy”.

Lange y Carranza ya no son dos personajes conocidos solamente por los especialistas o por los interesados en el deporte amateur. Río 2016 ha catapultado sus imágenes a lugares insospechados para ellos y también ha transformado estos últimos 12 meses en los mejores de sus carreras: “Este año es el más importante de mi vida pero no hay que olvidarse de los otros. Todo lo que hicimos con Camau (Carlos Espínola), mis otras campañas olímpicas o mi primer campeonato argentino de yachting cuando tenía 15 años, también es parte de esto”, destacó el de San Isidro. En tanto, su compañera de equipo compartió: “Fue inolvidable para mí, de pura experiencia y nuevos conocimientos. Y encima con una coronación tan linda, como una medalla de oro. No siempre que uno está en el proceso de aprendizaje termina con un resultado tan bueno. Me llevo mucho para el futuro”.

Quizás allí radica parte del éxito. La relación que encontraron el uno con el otro, que va mucho más allá de lo estrictamente deportivo. Mientras Carranza sostiene que ganó muchísima experiencia compitiendo junto a uno de los mejores regatistas del mundo, Lange se rejuveneció formando parte de la primera embarcación mixta en unos Juegos Olímpicos.

“Es difícil describir en pocas palabras a una persona como Santi -comenzó la rosarina-. Deportivamente hablando, estoy al lado de uno de los referentes más grandes que tiene nuestro país a nivel mundial. Y desde el aspecto humano, no tengo palabras para destacar la excelente persona que tengo al lado. Sabe trabajar en equipo, es súper motivador, un gran amigo y siempre ha estado al lado mío cuando lo necesité”. Así lo reflejó la santafesina, a pocos días de su cumpleaños número 30 (NdR: 29 de diciembre), y le pasó la pelota a su compañero, que reía ante la mirada expectante de los periodistas: “Ceci es una compañera increíble. Aguantarme no fue una tarea fácil. Es la primera vez que me tocó hacer equipo con una mujer, y las exigencias son muchas. Más aún con lo que me tocó vivir. Tuve que hacer en ocho meses lo que otra gente hace en cuatro años. En la temporada más dura de mi vida, tuve a la mejor compañera que podía tener”.

De esta manera, y aunque este 2016 de ensueño ya está llegando a la puerta de salida, los dos parecen haber recuperado las fuerzas después de una tremenda carga emotiva post Río y ya aspiran obtener el boleto que los lleve a Tokio 2020. Locos, cuerdos o lo que fuera, cada uno parece haber encontrado su complemento. “Después de estos Juegos terminé con menos 10 de batería. Exhausta. Pero ya recuperé las ganas, y la idea ahora es llegar a Japón”, sentenció Carranza. Y, por supuesto, Lange también se subió al barco: “Yo estoy súper motivado, sé que es un camino larguísimo. No sé si vamos a estar en Tokio pero vamos a intentarlo, con mucha responsabilidad”.

Por lo pronto, deberán esperar para ir en busca de su segunda cita olímpica en Nacra 17 ya que recién en 2018 comenzarán a disputarse los torneos clasificatorios. El año entrante tendrá al mejor regatista del planeta trabajando con el equipo sueco, durante 20 días. “Por ahora soy simplemente un asesor. Después veremos cuál va a ser mi desempeño en el equipo”, aseguró. Y, ya en la segunda parte del año, cuando la dupla cuente con la nueva embarcación (NdR: el modelo llegará al país en junio), comenzarán a entrenarse para llegar de la mejor manera a las primeras competencias.

Porque claro, no es un detalle menor, que a pesar de la continuidad la categoría en los siguientes Juegos Olímpicos, el bote sufrirá algunas modificaciones que lo harán más volador y más rápido. Aun así, la dupla no se queja e intentará amoldarse lo más pronto posible: “Si hubiera seguido como antes, también hubiéramos intentado la clasificación. De hecho, yo hacía fuerza para que quede igual, sobre todo por un tema de defensa del deporte. Que cambie la embarcación, probablemente nos convenga, pero yo estoy en contra del cambio. Es lo que nos tocó, así que ahora tenemos que ver cómo hacerlo de la mejor manera posible”.

Qué difícil no revivir una y otra vez las imágenes de aquella mañana en la Bahía de Guanabara. La incertidumbre, el desgaste físico, las penalizaciones, el grito de felicidad, las lágrimas, los abrazos. Cómo olvidar el llanto en el podio, el himno, esa foto. Cómo dejar de lado las constantes muestras de admiración, de propios y extraños, de rivales y de familia que ambos recibieron ni bien conocieron su victoria. Cómo dejar pasar que al día siguiente Lange estaba lavando la embarcación de sus hijos, ya siendo campeón olímpico. Cómo olvidar Río 2016…

“No te prometo estar en Tokio porque son cuatro largos años, muy extenuantes. Pero que lo vamos a intentar, lo vamos a intentar”. Cecilia Carranza Saroli y Santiago Raúl Lange en cuerpo y alma…

Dueños del Olimpia de plata en yachting y del cariño de los argentinos.

Vela
@g_deltorto

Periodista - Si le metés el 100% a algo, lo podés conseguir. Pero tiene que ser el 100% - ¿Mi objetivo? París 2024.

More in Vela

Por el título mundial con plaza olímpica asegurada

Redacción 5A10 agosto, 2018

El primer boleto a Tokio

Redacción 5A8 agosto, 2018

En busca de las primeras plazas para Tokio

Redacción 5A3 agosto, 2018

Lange y Carranza, subcampeones en la Copa del Mundo de Miami

Redacción 5A29 enero, 2018

“Todos los que trajeron medallas olímpicas fueron extraterrestres”

Gastón Del Torto15 diciembre, 2017

“Sé que esto puede terminar pronto”

Gastón Del Torto4 diciembre, 2017

Campeones sudamericanos y mundiales

Redacción 5A26 noviembre, 2017

Trece meses después, en Francia, los campeones volvieron a competir

Gastón Del Torto13 noviembre, 2017

Los hermanos Lange, al borde del podio en la Copa del Mundo Final

Franco López Larrañaga10 junio, 2017