Judo

La Peque agiganta su leyenda

La Peque agiganta su leyenda

Paula Pareto ganó la medalla de bronce en el Mundial de Judo de Bakú y a su título olímpico le sumó así el podio mundial completo: oro, plata y bronce en campeonatos del mundo.

Paula Pareto en el Mundial de Bakú. La Peque ganó la medalla de bronce y se subió a su tercer podio en campeonatos del mundo. Crédito: Federación Internacional de Judo.

Paula Belén Pareto es una de las elegidas que puede presumir de haberlo ganado todo en la alta competencia del deporte mundial. Fue campeona nacional, sudamericana, panamericana, mundial y olímpica. No le queda nada por ganar, más que seguir agigantando su leyenda. Esta mañana, en la noche de Azerbaiyán, le agregó una página de gloria más a su libro de relatos épicos. En el Mundial de Bakú, ganó la medalla de bronce y completó así el podio de colores mundial: oro, plata y bronce en campeonatos del mundo de judo.

La Peque llegó a Azerbaiyán con solo tres torneos disputados en el año, consecuencia de su decisión de dedicarle más tiempo a su carrera profesional como médica luego de alcanzar la gloria olímpica en Río 2016. Aun así, ese puñado de apariciones le bastó para mostrar por qué es una de las mejores en cualquier condición: fue segunda en el Grand Slam de Ekaterimburgo, en marzo, y campeona en el Panamericano de San José, en abril. Hace algunas semanas, ya como antesala del mundial, quedó séptima en el Grand Prix de Budapest.

Su camino en el cuadro de la categoría más liviana, menos de 48 kilogramos, inició desde la fase inicial, esa que se saltean las favoritas por su ubicación en el ranking. Pareto no necesita del escalafón para enseñar su favoritismo; lo hace en el tatami. Así, barrió en fila por ippon (antes del límite) a Harriet Bonface, de Malawi; en golden score (punto de oro) a la rusa Irina Dolgova, campeona mundial júnior en 2013; a la local Aisha Gurbanli; y a la eslovena Ajna Stangar, en cuartos de final.

En semifinales, la sorpresa. Delante de Paula aparecía la ucraniana de 17 años Daria Bilodid, flamante campeona europea, que había dejado en el camino a medallistas continentales, mundiales y olímpicas. En un cruce cerrado, el físico espigado de la juvenil se impuso al oficio de Paula por escasa diferencia. La Peque debía ir por el bronce y a la ucraniana la esperaba el desafío mayor: la final mundial contra la campeona vigente, la japonesa Funa Tonaki. No le pesó; ganó la lucha y se convirtió en la campeona mundial más joven en la historia del judo en lo que aparenta ser solo el comienzo de una fructífera carrera.

Sin resignarse por la oportunidad perdida, la campeona olímpica saltó al tatami nuevamente y derrotó por ippon a la portuguesa Catarina Costa. Alcanzó así el podio completo a nivel mundial; había sido subcampeona en 2014 y campeona en 2015. Sumado todo a sus campeonatos nacionales, continentales y el logro mayor: el título olímpico. Y ello mientras estudiaba, se recibía y ejercía de médica. Como para seguir agigantando la leyenda.

Judo
@QuerciaNicolas

Periodista en construcción.

More in Judo

Joaquín Burgos: “Me voy con un gusto amargo”

Nicolás Quercia9 octubre, 2018

El judo se prepara para Buenos Aires 2018

Nicolás Quercia11 agosto, 2018

Agus Gil, de bronce en Italia

Redacción 5A12 febrero, 2018

Hegemonía de medallas

Redacción 5A21 noviembre, 2017

“Pienso en tratar de terminar el año como número uno del mundo”

Agustín Vetere1 julio, 2017

Lucenti, con chapa de campeón

Agustín Ares21 junio, 2017

Paula Pareto suma otro título: campeona panamericana por tercera vez

Agustín Ares29 abril, 2017

Argentina cerró el Open Panamericano de Lima con otras siete medallas

Gastón Del Torto27 marzo, 2017

Gimena Laffeuillade y Héctor Campos se destacaron en Santiago de Chile

Lautaro Tonellotto20 marzo, 2017