Judo

 

HISTORIA

Traducido como “camino a la suavidad”, el judo es un arte marcial creado en Japón en 1882, por el maestro Jigoro Kano, quien combinó movimientos de Jujitsu con otros antiguos estilos de defensa personal para formar su propia escuela de combate, a la que denominó Kodokan Judo.

A pesar de que Kano fue miembro del Comité Olímpico Internacional en 1909 (primer asiático en hacerlo), lo que permitió que el judo se expanda mundialmente, el deporte tuvo su primera participación en los Juegos Olímpicos recién en Tokio 1964. La Federación Internacional de Judo, creada 13 años antes, no pudo sostener al deporte dentro de la elite y el judo no pudo formar parte de México 1968. La vuelta definitiva se dio cuatro años más tarde, en Munich 1972. Recién 20 años después se integró la categoría femenina a los Juegos.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

El judo tiene como finalidad tirar al rival al suelo usando la fuerza del mismo. Los combates se llevan a cabo sobre un tatami sintético y tienen una duración de cinco minutos. Existen varias formas de conseguir la victoria: por ippon, por puntos o por penalizaciones del adversario.

El ippon se puede obtener haciendo caer con gran fuerza y velocidad sobre su espalda al rival; con un estrangulamiento; con una llave de brazo; o inmovilizando al rival durante más de 20 segundos.

Si el adversario no cae completamente con su espalda o no lo hace con potencia, se puede puntar con un waza-ari, que equivale a medio ippon, o con un yuko, que representa un cuarto, según el grado de la caída y la posición de la misma.

Además se puede perder por infracciones, que son otorgadas en caso de utilizar golpes de puño, patadas y llaves que no sean sobre el brazo, entre otros. Un hansoku-make corresponde a la descalificación directa y se sanciona cuando se va en contra de la integridad física del contrincante o contra el espíritu del judo. Las faltas leves se sancionan con un shido. Estos son acumulativos: el cuarto determina la descalificación.

En caso de empate al finalizar el tiempo, la lucha se definirá en “técnica de oro”: el atleta que sume un punto o cuyo rival reciba una penalización, ganará el combate.

 

VER NOTICIAS DE JUDO