Handball

Gallardo y un nuevo desafío con la Garra

Gallardo y un nuevo desafío con la Garra

El flamante entrenador del seleccionado femenino de handball se entusiasma con un nuevo proyecto: “Nuestra experiencia las puede potenciar para que piensen que se pueden conseguir cosas que son imposibles”.

Dady Gallardo en sus primeros entrenamientos como técnico de La Garra.

El paso del tiempo trae nuevos desafíos y para Eduardo Gallardo, uno de los principales baluartes que permitieron la actualidad que vive hoy el handball en Argentina, llegó el momento de uno.

Dady fue partícipe fundamental de los mayores logros del seleccionado de handball masculino. El entrenador acompañó a los Gladiadores desde las categorías formativas del seleccionado, mientras les plantaron batalla a los popes del balonmano internacional. El cuarto puesto del Mundial Juvenil de Bahrein de 2007; el sexto lugar en Egipto con los júnior en 2009; el paso a la selección mayor; el Mundial de Suecia en 2011, con victoria ante el local y la histórica primera clasificación a la segunda ronda; el oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara ese mismo año, que permitió la primera clasificación a los Juegos Olímpicos; esa primera cita olímpica en Londres 2012 y la segunda en Río 2016. Un intenso y emocionante viaje que concluyó a principios del 2017.

Pero este 2018, ya decantó su nueva parada. Suceder a Eduardo Peruchena como entrenador de La Garra, tratar de lograr el mismo impacto que logró con los varones y seguir aportando su experiencia al handball argentino.

-¿Cómo te ves para este nuevo desafío?

-Bien, contento, con muchas ganas. Sin duda va a ser una experiencia diferente. Creo que se puede sumar mucho en base a la experiencia que tengo.

-¿Qué sentís que le pueden aportar a este equipo?

-Creo que la experiencia de tantos años de estar en la élite, de haber podido conseguir cosas con el seleccionado masculino que antes eran imposibles, de haber disputado dos Juegos Olímpicos, de pasar dos veces la fase de grupos en mundiales, de ganarle a superpotencias, como a Suecia y Rusia o el empate con Dinamarca en el Mundial de Qatar. Ellas quizás tienen una imagen de este cuerpo técnico muy fuerte y creo que eso las puede potenciar, sumado a nuestro trabajo, para que piensen que se pueden conseguir cosas que son imposibles.

-¿Creés que va a ser una experiencia diferente a la que fue con los Gladiadores?

-Lo que es el juego, en lo táctico, no. No hay diferencias. Quizás en la parte física sí, por las características del hombre y la mujer. La diferencia es que yo, en varones, empecé con un grupo de chicos cuando tenían catorce, quince años, crecí con ellos y subí con ellos a la selección mayor, pero ya tenían mi forma de trabajar. Y acá, agarro un grupo formado, pero se va acomodando todo para poder encaminarlas a la forma en que me gusta a mí trabajar.

“El ciclo mío es hasta 2024, no es a corto plazo”, dice Gallardo.

-¿Se hace difícil el apuro de la proximidad de eventos importantes como el clasificatorio al Mundial a fin de año (todavía no se definió fecha ni sede) y los Juegos Panamericanos de Lima y Mundial de Japón (si se clasifica), en 2019?

-El ciclo mío es hasta el 2024, no es a corto plazo. Pero sí, obviamente, en tres meses hay un clasificatorio de cara al Mundial, del que no se sabe si clasifican dos o tres selecciones, ni si es panamericano o sudamericano. Hay que ver qué sucede con el fallo del T.A.S. (Tribunal de Arbitraje Deportivo), para ver cómo es la clasificación. (N de la R: La Federación Panamericana de Handball (P.A.T.H.F.) anunció, en abril de esta año, la presentación de un recurso ante el T.A.S., contra la decisión de la I.H.F. (Federación Internacional de Handball) de dividirla en dos mitades y solicitó la inmediata suspensión de la medida. Si se define a favor de la I.H.F., cambiará el formato de clasificación al Mundial, por tener dos federaciones separadas). Se viene de perder y ganar, muy cercano, con Paraguay, y con Brasil hay una diferencia bastante grande. Así que trataremos de ajustar lo más rápido posible para no padecer los partidos con las paraguayas y hacer los partidos más parejos ante las brasileras.

-¿El objetivo apunta más a los Juegos Olímpicos de París (2024) que a los de Tokio (2020)?

-No. La clasificación al 2024 es, sin duda, dónde más se va a ver nuestro trabajo, pero, obviamente, es inminente la clasificación a Tokio (se disputa en los Juego Panamericanos de Lima 2019) y tenemos que clasificar. La contratación es para el 2024, pero queremos clasificar al Mundial, estar bien en el Mundial, clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio. El objetivo principal es mejorar y desarrollar el handball femenino, para insertarlo a nivel internacional y ajustar la diferencia con las potencias.

-¿Cómo encontraste al plantel?

-Hay un grupo de chicas, que eran diez y ahora son trece, que están jugando en el exterior y son de selección y después, estamos trabajando acá con el otro grupo de chicas mayores que quedaron acá, más algunas júnior y algunas juveniles. Hay que hacer un trabajo interesante en la parte física y en la parte técnica de las jugadoras, sin duda. Eso tiene relación con el porqué no están insertas entre las doce o catorce mejores selecciones del Mundo. Terminaron anteúltimas en el Mundial (Alemania, 2017). Así que creo que hay que hacer un trabajo importante ahí, para poder bajar la forma de trabajo y lo que hay que mejorar a las categorías formativas y a los clubes.

-¿Te encontraste con alguna jugadora de las jóvenes que te haya sorprendido?

-No, porque las conozco hace bastante a las chicas. Hemos compartido torneos de la cadena olímpica, Odesur, Panamericanos con las más grandes y he visto los partidos de las juveniles y de las júnior desde antes.

-¿Cómo tomás el éxodo de varias jugadoras a equipos europeos (en el último receso seis migraron a equipos europeos, sumadas a las siete que ya estaban en el Viejo Continente)?

-Creo que es positivo que jueguen y se entrenen en otro nivel, sin duda. Pero si van a clubes buenos; si no van a clubes buenos, quizás no está bueno eso. De mi lado, hubiera estado bueno poder tenerlas y entrenarlas más tiempo, porque así las conocés más. Tenemos una concentración ahora y trabajaremos para que ellas entiendan lo que queremos hacer nosotros, mejorarlas desde ahí y conocerlas a ellas. Del 24 al 30 de septiembre hay una semana I.H.F., en la que traeremos a las chicas acá, para concentrarlas, juntarlas y quizás, ir armando el grupo de 20 o 22 que estarán para el clasificatorio, y de ahí elegir a las 16.

-¿Cómo evaluás el clico de tu predecesor en el cargo Eduardo Peruchena?

-No lo puedo evaluar porque no me corresponde. Creo que aprovecharon la oportunidad de clasificar a un Juego Olímpico (Río de Janeiro 2016), estando Brasil clasificado. Así que el objetivo lo consiguieron, quizás no de la mejor forma en que se pudo haber logrado, pero se consiguió, así que es válido y es positivo.

“Creo que es positivo que jueguen y se entrenen en otro nivel, sin duda”, afirma Gallardo sobre el éxodo de jugadoras de La Garra a clubes europeos.

-¿Cómo viste al seleccionado masculino en este ciclo posterior al tuyo?

-Bien. Los conozco a todos los chicos porque a los que cambiaron trabajaron conmigo en categorías formativas. Los Juegos Suramericanos (en Cochabamba, Bolivia, en mayo de este año) no fueron buenos y no jugaron bien la final con Brasil, pero en el Panamericano (en Nuuk, Groenlandia, en junio) jugaron muy bien y fueron muy superiores a Brasil. Son así los partidos entre Argentina y Brasil. Creo que la competencia más importante que tienen es la clasificación a los próximos Juegos Olímpicos y ahí se va a ver realmente el desarrollo o el cambio que han tenido con Manolo (Cadenas, actual coach del seleccionado). Esperemos que puedan clasificarse. También tienen el Mundial (Alemania y Dinamarca, en enero de 2019) y hay que ver cómo llegan a ese torneo, pero creo que lo más importante es Lima, el año que viene.

-¿De qué manera puede afectar lo que logró Diego Simonet, conquistando la Champions League europea con el Montpellier francés, al handball argentino? 

-Va a potenciar, porque, en definitiva, tener un jugador tuyo que jugó la Champions, salió campeón y fue M.V.P. (jugador más valioso de la final), genera mucho en los chicos el tener un espejo argentino. Antes, quizás, mirábamos a otro jugador. Lo conozco a Diego desde los quince años, lo detecté en Femebal (Federación Metropolitana de Balonmano) y estuvo en todas las categorías formativas de selección, desde el año 2006 hasta 2017 conmigo. Así que me encanta que le haya pasado esto, porque es un chico que se ha sacrificado y ha trabajado mucho para estar donde está. Es un jugador diferente, sin duda.

-¿Te imaginabas verlo llegar a este presente?

-Cuando él hizo un click en su cabeza y empezó a entrenar como un profesional, siendo un chico joven, no me cabía duda. Porque él hace cosas naturales que son de un jugador diferente. Lo trae innato. Después entrena y mejora pero hay cosas que él tiene que son innatas de un jugador. Que por más que entrenes a otro, este otro no lo va a lograr nunca.

-¿Cómo ves al handball formativo del país?

Creo que hay que mejorar, pero desde las bases de los clubes, no desde la selección solo. Creo que habría que hacer un replanteo del handball en todo el país. Porque, en definitiva, en la formación es en donde más tenemos que trabajar los entrenadores. De base, darles mayores recursos a los chicos, trabajar más las capacidades físicas.

-¿A qué creés que se deba que el handball, a pesar de ser muy practicado en las escuelas, no tenga la popularidad de otros deportes como el básquet o el vóley?

-Yo creo que la popularidad la ganó con los Gladiadores, allá por el 2011 y tuvo una explosión muy grande. Por su parte, el básquet y el vóley tienen ligas nacionales y tienen otro tipo de eventos. Si bien vos hacés un evento de handball y quizás vaya más gente que a los de vóley o básquet, creo que a los medios les interesa más ese tipo de deportes. Quizás porque no hay liga nacional o no sé por qué.  La liga nacional de Vóley tiene muchísimos jugadores de muy buen nivel, al igual que la de básquet, entonces creo que tienen mayor espectáculo que el handball porque los jugadores de nivel están jugando acá las ligas.

-¿Qué le aportaría al handball una liga profesional?

-Yo creo que le aportaría un espectáculo más asegurado. Al tener un espectáculo la gente consume más y a los medios le interesa más. Hoy, si bien pasan todos los partidos de la selección de varones y mujeres y DeporTV pasa de clubes, creo que hay que generar un mayor espectáculo para que la gente consuma más eso por los medios.

-¿Ves como positivo la transmisión de partidos que hay actualmente del handball en el país?

-Sí, sin duda. Antes de los Gladiadores no pasaban ni partidos de selección. Pasaban el Mundial, algunos partidos, en diferido y cuando quedaban afuera y no les iba bien, lo dejaban de pasar. Hoy te pasan todo. TyC o DeporTV, o en los Juegos Olímpicos, en horario central, lo llegaban a pasar en dos canales. Creo que eso se generó y la gente lo consume. Quizás no al nivel del vóley o básquet, pero sí consumen porque si no, no lo pasarían directamente.

-¿Cuál creés que fue el punto de quiebre para esta popularización del handball en el país?

-Para lo que fue la popularización, fue Suecia (Mundial) y Guadalajara (Juegos Panamericanos), año 2011. El primer impacto lo dimos cuando le ganamos a Suecia en Suecia, les ganamos a Eslovaquia y Corea, pasamos de ronda y jugamos la main round por primera vez en la historia. Y después cuando ganamos el oro en Guadalajara. Ese año fue el año de explosión de los Gladiadores, en definitiva.

-¿Qué opinión te merece la inclusión del beach handball, para los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud?

-A mí me gustaría que sea indoor, que era como iba a ser al principio, pero después lo modificaron, no sé bien por qué. Pero, en sí, me parece otro deporte. Nada que ver el beach con el indoor. Creo que lo que quieren concientizar es lo que es la vivencia de unos Juegos Olímpicos y lo modificaron para que entren más países, por lo que me parece bien, pero, en definitiva, es otro deporte. Hubiera estado bueno que sea el deporte tradicional.

Handball
@DiegoAgRuiz

Bolsonés. Periodista Deportivo (Deportea) y estudiante de Licenciatura en Cs. de La Comunicación (UBA).

More in Handball

Argentina perdió, pero clasificó al Mundial Juvenil de Kielce

Nahuel Gala15 abril, 2018

La Garra busca dar la sorpresa en el Mundial de Alemania

Redacción 5A1 diciembre, 2017

Argentina quiere dejar su marca en el Mundial Juvenil de Handball

Agustín Vetere7 agosto, 2017

“El sueño de pasar de ronda sigue intacto”

Gastón Del Torto30 junio, 2017

La Garra estará en el Mundial

Agustín Ares25 junio, 2017

“Me gustaría aportarle algo al handball argentino y poder dejar una huella”

Gastón Del Torto22 mayo, 2017

Argentina, lista para el Panamericano, y con la ilusión de llegar al Mundial

Gastón Del Torto14 mayo, 2017

Derrota y eliminación en cuartos para el Montpellier de Diego Simonet

Gastón Del Torto30 abril, 2017

Unidos, convencidos y campeones Panamericanos

Gastón Del Torto25 abril, 2017