Esgrima

 

HISTORIA

La esgrima es uno de los pocos deportes que forman parte de los Juegos Olímpicos modernos desde su primera edición, Atenas 1986. En aquella oportunidad, sólo estaban incluidas las modalidades florete y sable; la espada se introdujo cuatro años más tarde, en París, y las pruebas por equipos se agregaron en Londres 1908. Las mujeres participaron por primera vez en París 1924.

Aunque se estima que los primeros duelos con espada datan del año 1190 a.C., la esgrima empieza a adoptar un formato similar al actual recién en el siglo XVII, en Europa, gracias a la aparición del florete, un arma inofensiva con hoja flexible y punta roma (redondeada). La creación de máscaras y demás protecciones y la institución de distintos reglamentos ayudaron a alcanzar una gran popularidad del deporte en el siglo XIX.

Tras la gran exposición mundial que consiguió la esgrima al ser parte de los Juegos Olímpicos, fue necesario un ente que regule la competencia. Fue así como nació la Federación Internacional de Esgrima (FIE) en 1913. A partir de entonces, la esgrima desarrolló un continuo crecimiento que fue acompañado de la mano de las innovaciones tecnológicas. A día de hoy, los duelos se basan en un sistema electrónico que determina, por medio de sensores, si los tiradores tocan o no a su adversario con la hoja.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

Sobre una pista metálica de 14 metros de largo y entre 1,5 y 2 metros de ancho, dos competidores se enfrentan con el objetivo de tocar al adversario con un arma blanca. Existen tres tipos de armas: florete, espada y sable. A pesar de ser similares, las modalidades varían de acuerdo a la superficie del cuerpo permitida para dar los tocados y en la manera de realizar los mismos.

-Florete: los tiradores sólo pueden marcar puntos cuando la punta de la hoja toca el tronco o la barbilla de la máscara del rival. Por lo tanto, los toques en la cabeza y extremidades no están permitidos.

-Espada: se puede tocar cualquier parte del cuerpo del esgrimista contrario, siempre y cuando se realice con la punta del arma.

-Sable: está permitido utilizar toda la hoja para tocar al adversario. La superficie del cuerpo a la que se puede atacar, va de la cintura hacia arriba.

Los combates individuales tienen una duración de nueve minutos, divididos en tres períodos de tres. A pesar de esto, un duelo puede finalizar antes del tiempo final si uno de los participantes toca 15 veces al adversario. Los toques se determinan por medio de sensores colocados en las protecciones de los tiradores.

A su vez, la competición por equipos consta de nueve asaltos de tres minutos en los que tres esgrimistas se van rotando. Como en individuales, el combate puede finalizar antes si un equipo logra tocar 45 veces al rival.

 

VER NOTICIAS DE ESGRIMA