Remo

¿Cómo es la situación actual del Río Reconquista y del remo argentino?

¿Cómo es la situación actual del Río Reconquista y del remo argentino?

Clubes devastados, poquísimo apoyo para las futuras generaciones y una pista de entrenamiento destrozada, que no presentó mayores avances desde el masivo #LimpiemosElReconquista. A pesar de los constantes logros del remo y el canotaje argentino, con buenos exponentes y resultados destacados en el exterior, la situación no mejora. De hecho, todo lo contrario, el estado del agua cada vez es peor.

 

“Yo me entreno todos los días en el Río Reconquista (Tigre), en la pista nacional de remo. La verdad que es una vergüenza lo que tenemos. La han arreglado toda por fuera… El camino de los remeros está nuevo, lleno de palmeras, luces, cemento, una pista para correr alrededor, de todo. Menos el agua. En ese sentido cada vez está peor y cada vez baja más mugre”.

Las palabras no salen de la boca de un político opositor, que busca votos para las próximas elecciones legislativas. Tampoco de un vecino de la zona, que pasa por allí todas las mañanas para cumplir con sus minutos diarios de actividad física. Bueno, en cierta parte sí, porque Rodrigo Murillo vive en Tigre, trabaja en Tigre y se entrena en Tigre. Es un vecino más pero también es uno de los palistas de la selección argentina. Conoce el pasado y presente de una actividad que parece obligada a subsistir por su propios medios, cada vez más.

Ya no se trata de grandes actuaciones o medallas. No es esa la excusa que podrían esgrimir las entidades o los clubes. Ejemplo reciente es la consagración de Agustín Vernice, en el Mundial Sub 23 de Canotaje, o las dos fantásticas Copas del Mundo de la dupla Murillo-Cristian Rosso (remo). Y no solo eso, porque hace apenas dos años, Argentina conseguía 15 medallas en el Panamericano de Toronto, incluidas dos doradas. De hecho, el combinado nacional terminó en el 4º lugar del medallero en ambas disciplinas. Y, particularmente en remo, obtuvo más preseas que Cuba (el 3º), aunque consiguió menos primeros puestos.

“Cuando la marea baja no se puede remar porque hay tanta acumulación de barro y mugre que tenés apenas 20 centímetros de agua. Solo se puede practicar cuando tenes agua media o media alta. Si no, tenemos que buscar alternativas, como el remoergómetro o salir a pedalear en bicicleta, y eso te resta un montón”, destacó Murillo en entrevista con Cinco Anillos.

El Río Reconquista es ni más ni menos el segundo más contaminado de Argentina, después del Riachuelo. Si bien los palistas albicelestes se ven tremendamente afectados por esta realidad, el problema es aún mayor. Ya no se limita a la imposibilidad de entrenar, como si eso fuera poco, sino que se traslada a la vida misma de aquellos que viven en uno de los 18 municipios que atraviesa este río.

 

“Desde mi punto de vista, lamentablemente, la campaña del Reconquista no viene dando ningún fruto. No veo nada extraordinario, ni que se esté limpiando el río, ni nada”, afirmó el palista albiceleste, ganador de tres medallas en Toronto 2015 (dos de plata y una de bronce). Si bien el trabajo ha comenzado, la destrucción era tal que todavía no se dejan ver los primeros avances.

Según Grupo Riccitelli, una empresa de control y saneamiento ambiental que trabaja a diario en el Reconquista, son 400 toneladas de basura las que sacan por mes… solo de plástico. “Entre los objetivos que fueron retirados se hallaron neumáticos, colchones y heladeras, además de grandes cantidad de plástico”, remarcan desde el sitio web oficial.

Las primeras concientizaciones llegaron a partir de dos entendidos de la materia, como María Laura Ábalo y Ariel Suárez. Luego, se unieron figuras del deporte argentino, de la talla de Paula Pareto, Santiago Lange, Sebastián Crismanich, Agustín Pichot, Germán Lauro o Delfina Merino.

¿Cómo se entrena en un basural? No existe disciplina ni lugar que pueda sobrevivir en estas condiciones. Ya no hablamos simplemente de mejorar, en busca de obtener logros, sino de sobrevivir.

La preocupación más importante sigue siendo la realidad, incluso casi un año después del comienzo de #LimpiemosElReconquista.

 

La actualidad del remo argentino

Ya lo marca el spot de la campaña. No se puede entrenar en un basural.

Es cierto que la contaminación del Reconquista tiene un carácter mucho más profundo que el deportivo, ya que no solo afecta a los actuales palistas de la seleccción. Aunque la verdadera problemática pasa por otro lado, el remo argentino suma un inconveniente más para desarrollar en tiempo y forma su actividad.

A día de hoy, este deporte presenta una pista de entrenamiento imposible de utilizar y clubes económicamente devastados. Por consiguiente, poco interés de las futuras generaciones.

“El remo argentino, hoy por hoy, no tiene clubes. Están muertos. No tienen plata para hacer una regata o para arreglar los botes. Cuando yo empecé, que mi papá era entrenador, veías a los padres de todos ahí, acompañando en las carreras. Y ellos mismos hacían rifas y conseguían la plata. El gobierno apoyaba y las empresas donaban plata. La situación era completamente diferente, al menos en Campana, donde vivía yo”, describió Rodrigo Murillo, con la tristeza de quien vivió en carne propia una época diametralmente opuesta.

Los deportistas suelen anticipar estos momentos. No son ellos sino los grandes medios los que se sorprenden cuando baja la cantidad de remeros en los Juegos Olímpicos, faltan representantes en competencias internacionales o empieza a bajar el número de medallas en un Panamericano. Ellos, los protagonistas, lo tienen bien claro: “Ahora mismo, nuestro presente es algo gris, tenebroso, horrible. Cada vez somos menos en la selección. Antes éramos un grupo enorme y ahora somos pocos los que llegamos a los resultados. Cada vez el abanico es más chico y solo se apoya a los que llegan. ¿Pero abajo? Ahí está el gran problema. Para que la pirámide sea bien alta, tiene que haber una muy buena base, y como no hay una buena base, la punta no está muy arriba”, destacó Murillo.

Rodrigo Murillo (arriba a la izquierda), festejando la medalla en el Ocho de Toronto 2015. Crédito: TyC Sports.

En este aspecto, todos los deportes son iguales: la importancia de las generaciones venideras. Todo atleta trabaja para llegar a lo más alto, pero indirectamente también “se lo utiliza” para atraer la atención de los más chicos, y así cerrar un círculo que debería ser constante. No es fácil, y hay que trabajar al respecto. Sin las políticas adecuadas, por ejemplo, la medalla de oro de Crismanich podría quedar solo en eso, y no en el crecimiento del taekwondo argentino.

En este caso, las grandes actuaciones del remo nacional en los últimos años, con el pico del 4º puesto de Suárez y Cristian Rosso en Londres 2012, parece haber quedado ahí, estacando, simplemente en un fantástico recuerdo. “Para mí tendríamos que arrancar por las bases. Ahí está el gran problema de nuestro deporte: en el semillero. La verdad es que no se le da bola. Arrancaría apostando a las escuelas, aportando plata para que compren remos, botes y puedan hacer intercolegiales, intermunicipales o lo que sea. Hay que buscarle la vuelta para que más chicos practiquen esta disciplina. No podés tener un seleccionado si no tenés a nadie para seleccionar”, opinó Murillo, el actual compañero de Cristian Rosso en el doble par masculino. Y luego agregó: “Yo voy a otros países, y en Francia por ejemplo, lo toman como un juego. Los chicos de 8, 9, 10 o 12 años se divierten haciéndolo, como el fútbol. Y esa plata, que ponen esos chicos, para empezar a practicar este deporte, la federación la termina usando también para las siguientes categorías. Es todo un círculo”.

Remo
@g_deltorto

Periodista - Si le metés el 100% a algo, lo podés conseguir. Pero tiene que ser el 100% - ¿Mi objetivo? París 2024.

More in Remo

María Sol Ordas es de oro

Franco López Larrañaga10 octubre, 2018

“Dimos todo y está bueno que termine con una medalla”

Lautaro Tonellotto9 octubre, 2018

Sol Ordas, subcampeona mundial juvenil

Redacción 5A12 agosto, 2018

La cultura del entrenamiento: la clave del remo argentino para seguir soñando

Gastón Del Torto22 julio, 2017

Supercampeón sudamericano

Agustín Ares2 mayo, 2017

María Laura Ábalo colgó los remos

Agustín Ares5 abril, 2017

Un bote entre los diez mejores en Rotterdam

Agustín Vetere25 agosto, 2016

Los remeros le dijeron adiós a Río

Nicolás Quercia13 agosto, 2016

Rosso y Palermo, en la final C

Tomás Vetere12 agosto, 2016