Ciclismo de ruta

 

HISTORIA

Se estima que los primeros interesados en practicar ciclismo en rutas aparecieron a mediados del siglo XIX. Es por esto que esta modalidad es considerada como la prueba más antigua de este deporte.

La primera carrera oficial tuvo lugar en el “Parc de Saint-Cloud” de París, en 1868. Apenas un año después, se llevó a cabo la primera competencia de ciudad a ciudad, París-Rouen. Esta carrera, de 123 kilómetros, resultó de gran promoción para la disciplina, que en poco tiempo reunió gran cantidad de adeptos.

El ciclismo de ruta ya tenía gran popularidad en Europa y empezaba a expandirse al resto de los continentes. Esto motivó al barón Pierre de Coubertin, creador de los Juegos Olímpicos modernos, a incluir esta disciplina dentro de los primeros Juegos, Atenas 1896. La carrera unía la capital Atenas con la ciudad de Maratón, al igual que la prueba de atletismo que lleva ese nombre, pero con la diferencia de que la competencia de ciclismo era ida y vuelta.

Sin embargo, el ciclismo de ruta se mantuvo alejado del evento deportivo más importante del mundo durante 16 años. Recién volvió en Estocolmo 1912, tras tres ediciones fuera. Las mujeres tuvieron su prueba tan sólo después de más de 70 años, en Los Ángeles 1984. En los Juegos de 1996, en Atlanta, se agregaron a la disciplina los eventos de contrarreloj. De esta manera, el ciclismo de ruta pasó a tener cuatro categorías dentro de los Juegos Olímpicos.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

El objetivo es simple: montado a una bicicleta, hay que terminar el recorrido en el menor tiempo posible. Como su nombre lo indica, esta modalidad del ciclismo se disputa sobre asfalto, en circuitos diseñados a partir de carreteras. Normalmente, el ciclismo es tomado como uno de los deportes más saludables, pero al máximo nivel de competencia puede ser una actividad que lleva al límite de la exigencia. Esto es porque demanda una gran resistencia física para aguantar los extensos trayectos de las pruebas, que pueden o no dividirse en etapas y extenderse hasta tres semanas.

Existen varias modalidades dentro del ciclismo de ruta. Entre las más conocidas se encuentran la prueba en línea de un día (a menudo llamadas “clásicas”), la prueba por etapas, la prueba contrarreloj y la prueba contrarreloj por equipos.

En los Juegos Olímpicos, sólo se corren la prueba de un día y la de contrarreloj individual, tanto para hombres como para mujeres. En la primera, todos los participantes salen al mismo tiempo. Los tres primeros que concluyan los 256,4km (130,3km para las mujeres) serán quienes se suban al podio olímpico.

Por otro lado, en la prueba contrarreloj, la salida de los ciclistas es individual (sale uno cada 90 segundos). El trayecto en esta prueba es más corto: 46km para la modalidad masculina y 32km para la femenina. Las medallas irán para los tres participantes que completen el recorrido en menor tiempo.

 

VER NOTICIAS DE CICLISMO DE RUTA