Ciclismo bmx

 

HISTORIA

El BMX es la disciplina más moderna dentro del programa de los Juegos Olímpicos: fue incluida en Pekín 2008. Esta modalidad del ciclismo nació en California, en torno a la década del 70, en pleno auge del motocross en Estados Unidos. Al observar que muchos niños y adolescentes intentaban emular a los corredores en sus bicicletas, algunos fabricantes sacaron unos modelos similares a las motos para que puedan practicar en circuitos de arena, tal como lo hacían sus ídolos.

El deporte creció rápidamente: apenas un puñado de años más tarde, el Bicycle Motocross ya tenía su propia asociación en territorio estadounidense y comenzaba a expandirse por el continente europeo. Fue así como ya en 1981 se creó la Federación Internacional de BMX y, un año más tarde, se llevó a cabo el primer Campeonato del Mundo de esta disciplina. En 1993, el BMX pasó a ser regulado por la Unión de Ciclistas Internacional (UCI).

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

Las bicicletas de BMX son más pequeñas que las convencionales para ganar maniobrabilidad. Tienen una sola marcha, un freno y las ruedas son de aro 20. Aunque existen pruebas de freestyle, la única modalidad de BMX integrada a los Juegos es la de carrera.

Como en el motocross, estas competencias se disputan sobre circuitos de arena que poseen una gran variedad de rampas. La diferencia radica en que la tierra es más firme para ayudar al agarre de las ruedas de la bicicleta. La salida se realiza en grupos de ocho corredores y desde una rampa de 10 metros. El circuito tiene una distancia de 470 metros para los hombres y 430 metros para las mujeres.

 

VER NOTICIAS DE CICLISMO BMX