Canotaje de velocidad

 

HISTORIA

La canoa es el medio de navegación más antiguo del mundo. Se estima que su origen se dio hace más de 3000 años, y que fue diseñado por esquimales en la zona de Canadá. Sin embargo, el canotaje como deporte nació a mediados del siglo XIX. Las grandes innovaciones en este tipo de embarcaciones provocaron un gran entusiasmo en Inglaterra y, poco a poco, las competencias eran más cada vez más habituales. Llegando al nuevo siglo, el piragüismo ya se había se había instalado en clubes de todo Europa.

Pero el crecimiento no cesó, sino todo lo contrario: en el año 1924 se creó la Federación Internacional  de Canoas (FIC) y pasó a ser reconocido por el Comité Olímpico Internacional, lo que le permitió, ese mismo año, formar parte de los Juegos de París como deporte exhibición. El debut oficial en el programa olímpico se dio finalmente en Berlín 1936, y desde entonces no ha faltado a ninguna cita. La competencia femenina fue incluida en Londres 1948.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

 El canotaje de velocidad se practica en aguas tranquilas, como pueden ser canales, represas, lagos, ríos, etc. Existen dos modalidades de acuerdo al tipo de embarcación utilizada: canoa o kayak.

La canoa, al menos en los Juegos Olímpicos, sólo está permitida para hombres. Existe la prueba individual y la de parejas, y sólo recorren distancias de 200 o 1000 metros. Las canoas son embarcaciones abiertas, por lo que los piragüistas se encuentran arrodillados sobre una pierna. Se utilizan palas de una sola hoja. Esta categoría es conocida con la letra “C”.

En cambio, en Río 2016 se incluye a ambos sexos dentro de la categoría kayaks. Hay competencia individual, doble y cuádruple. Los hombres corren 200m o 1000m, mientras que las mujeres, 200m o 500m. En contraste con las canoas, los kayaks son embarcaciones más estrechas y ligeras, con espacio único para sentarse. Por esto mismo, tienen más estabilidad que las canoas. Además, se utilizan palas de doble hoja.  Esta categoría es conocida con la letra “K”.

La pista está dividida en ocho carriles, que están demarcados por bollas y entre los cuales hay nueve metros de distancia. Las embarcaciones salen en línea e intentan recorrer la distancia lo más rápido posible.

VER NOTICIAS DE CANOTAJE DE VELOCIDAD