boxeo

 

HISTORIA

Ya sea por propio instinto, el hombre siempre se ha valido de sus propios puños para defensa personal o como medio de combate. Sin embargo, el boxeo como deporte se estima que nació hace más de 5000 años, en Egipto. El pugilismo también fue muy popular en la Antigua Grecia, a pesar de los que duelos sangrientos y hasta crueles que tenían lugar en aquella época. Fue así como se decidió incluirlo dentro de los Juegos Olímpicos antiguos a comienzos del siglo VII a.C., lo que terminó por glorificar a la disciplina en la región.

La conquista romana sobre tierras griegas hizo que estos también tomaran el boxeo y empezaran a practicarlo. A pesar de esto, nunca terminaron de adoptar la disciplina como propia y, poco a poco, pasó a un segundo lugar. Finalmente, el pugilismo fue prohibido en el año 393 a.C., acusado de ser una práctica pagana.

Durante 20 siglos, el boxeo transcurrió entre las sombras. Volvió a tomar fuerza en Inglaterra, ya entrado el siglo XVII. Con el correr de los años, el boxeo empezó tímidamente a organizarse y reglamentarse. La aparición del pugilismo en los Juegos Olímpicos modernos se dio en la edición de San Luis 1904. Se ausentó en Estocolmo 1912 y Berlín 1916, por decisiones políticas de los países organizadores, pero la disciplina regresó definitivamente para los Juegos de Amberes 1920. La modalidad femenina se integró recién en Londres 2012.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

Deporte de combate, dos hombres se enfrentan en un escenario llamado ring tratando de prevalecer el uno sobre el otro a base de puñetazos. Los puños están cubiertos por guantes y sólo puede golpearse de la cintura para arriba. El ring, elevado para mejor visibilidad, tiene 6 x 6 metros. El suelo es de lona, y los límites del cuadrilátero están demarcados por cuatro cuerdas que unen las esquinas.

Un combate se divide en rounds o asaltos. En la modalidad olímpica, los pugilistas pelean en tres rounds de tres minutos cada uno (las mujeres, en cuatro de dos minutos), con un minuto de descanso entre ellos. Al término de cada asalto, los cinco jueces ponen puntaje: el ganador del round siempre obtendrá 10 puntos, mientras que el perdedor recibirá entre 6 y 9, dependiendo de su actuación. Al final de la pelea, cada juez suma los puntos de cada uno y determina al, según él, ganador. De las cinco tarjetas, dos son descartadas por azar. El resultado de los tres jueces restantes decide al vencedor. Por otro lado, el árbitro también puede poner fin a una pelea si considera que un competidor no está en condiciones de continuar.

VER NOTICIAS DE BOXEO