badminton

 

HISTORIA

Se cree que el Bádminton tiene sus orígenes en un juego llamado Battledore and Shuttledock, que tuvo lugar en las antiguas civilizaciones de Europa y Asia y que consistía en golpear un volante o pluma con un bate con el simple objetivo de hacerlo la mayor cantidad de veces posibles sin que se caiga al suelo. Ya más cercanos en el tiempo, a mediados del siglo XIX, soldados ingleses observaron el juego Poona (que utilizaba una red para enfrentar a dos jugadores) en su paso por India y llevaron su versión a su país. El Duque de Beaufort se interesó en él y lo presentó ante sus invitados en su casa conocida como Bádminton, ubicada en el condado de Gloucestershire. Allí empezó a ganar popularidad y el juego quedó asociado a ese nombre.

En el año 1898 se jugó el primer torneo de Bádminton, también en Inglaterra. Para esa época, el deporte había comenzado su expansión por las colonias británicas, además de haber ganado terreno en Norteamérica. La Federación Internacional de este deporte se fundó en 1934, y casi 40 años más tarde, el bádminton forma parte de los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, aunque como deporte exhibición. Repitió en Seúl 1988 y, finalmente, tuvo su debut oficial en el programa olímpico en los Juegos de Barcelona, en 1992, con pruebas de singles y dobles, tanto para hombres como para mujeres. El doble mixto se incluyó cuatro años después, en Atlanta 1996.

 

NATURALEZA DEL DEPORTE

El bádminton es uno de los tantos deportes que se juegan con raqueta. Sin embargo, es el único que no utiliza una pelota, sino que, en cambio, se practica con un volante o pluma. Éste objeto tiene forma cónica, pesa aproximadamente 5 gramos y está compuesto por 16 plumas de ganso (las cuales deben ser todas obtenidas del ala izquierda) que son unidas por medio de un hilo resistente a una base de corcho semiesférico. Su forma y los materiales que lo componen, hacen que el volante posea una gran resistencia aerodinámica, lo que permite que no sufra desviaciones en el aire.

Un partido de bádminton se puede disputar de manera individual (uno contra uno) o en parejas (dos contra dos). Jugado sobre una cancha tiene 13,40 metros de largo y 5,18 de ancho (6,10 para encuentros de dobles), el objetivo es hacer que volante toque el suelo del lado contrario de la red. Los partidos se juegan al mejor de tres parciales de 21 puntos, por lo que triunfa quien gana dos. En caso de igualar en 20 puntos, gana el set quien primero saque ventaja de dos. Aun así, en caso de llegar a 29-29, el parcial se define en el punto siguiente.

Como en el tenis, el servicio es cruzado y debe ir dirigido a la zona delimitada de la cancha. La diferencia está en que en el bádminton, el saque debe ser realizado por debajo de la cintura y, además, siempre saca quien gana el último punto. El volante solo puede ser tocado una vez y siempre debe hacerse con la raqueta.

VER NOTICIAS DE BÁDMINTON