Atletismo

Agustín Osorio: “Después de esto van a venir cosas lindas”

Agustín Osorio: “Después de esto van a venir cosas lindas”

El lanzador fue subcampeón en la prueba de jabalina en los Juegos Olímpicos de la Juventud con su padre como entrenador, el mismo que formó a Braian Toledo para ganar el oro en Singapur 2010. “Tener a mi papá como entrenador me da mucha más confianza para lo que hago y me hace más feliz”.

“Estoy pensando en batir el récord mundial de juveniles, que es 86 metros”, proyectó Osorio.

“Wow, es pesada”. Gustavo Osorio pronuncia la frase como si nunca hubiera tomado una medalla en sus manos. Pero el formador más importante en lanzamiento de jabalina del país no es cínico; lo siente de forma especial porque la medalla cuelga en el cuello de su hijo. Agustín Osorio mantuvo su posición del sábado y este martes consiguió el subcampeonato olímpico de la juventud en Buenos Aires 2018. “Esto es un paso muy bueno para empezar mi carrera. Después de esto van a venir cosas lindas”, anuncia el heredero.

Osorio había quedado segundo en la primera fase de la competencia con el mejor lanzamiento de su vida, de 76,03 metros. “No puedo contar los patitos antes de que nazcan. El martes hay que hacer lo mejor y mucho más”, le dijo a Cinco Anillos con templanza después de esa rueda inicial el chico de Marcos Paz. Este martes, realizó el quinto mejor lanzamiento del día (74,25m), pero fue suficiente para quedar cuatro centímetros delante del checo Florian Martin y detrás del finlandés Topias Laine para llevarse la medalla plateada. Y eso que no fue su mejor día, ya que arrancó con un lanzamiento nulo. “Hoy Agustín no se pudo encontrar con el lanzamiento, tiró mal y quedó segundo”, analizó el entrenador y papá. “Si el primero no hubiera sido nulo quizás mantenía arriba su motivación y podía tirar un poco más”.

¿Cómo es para Agustín tener a su padre como consejero afuera y adentro de la pista? Inmejorable. “Tener a mi papá como entrenador me da mucha más confianza para lo que hago y me hace más feliz”. Y eso que Gustavo nunca creyó que optaría por el camino paterno: “Nunca me imaginé que iba estar en unos Juegos Olímpicos y menos lanzando jabalina”. Pero es de familia. Los padres se conocieron practicando jabalina y el hijo continuó el oficio. Lo sintetiza Gustavo Osorio: “La jabalina es el eje longitudinal de nuestra vida”.

Gustavo remarca el trabajo y la constancia como razones del éxito deportivo. “Nuestro entrenamiento arranca el día domingo en doble turno y termina el viernes”, indica el entrenador nacional, que remite a su vez a la comparación obligada: “Agustín es un talento adquirido, como Braian”. Braian Toledo fue campeón olímpico de la juventud en 2010 y, como pupilo de Gustavo, Agustín creció con él como referente. “A veces me pongo a ver videos de él, de los Juegos de Singapur”, cuenta el lanzador, que mantiene un diálogo constante con el finalista olímpico en Río 2016. “A Braian lo vi en la apertura y el sábado cuando competí. Tengo comunicación con él. Me felicita y está muy contento por lo que hice”.

Gustavo piensa en el largo plazo. Descanso inmediato y a planificar “el mundial juvenil 2020, que es su objetivo. Y después pensar en los ciclos olímpicos de París 2024 y Los Ángeles 2028”. Agustín visualiza la próxima meta: “Estoy pensando en batir el récord mundial de juveniles, que es 86 metros”.

Los objetivos irán variando, pero el espíritu será el mismo. Papá e hijo. Entrenador y atleta. Vinculados por una jabalina.

“Me voy con el bolso lleno de aprendizajes”

Pablo Zaffaroni concluyó su participación en Buenos Aires 2018. El garrochista entrerriano, que en la primera fase de la competencia no había podido hacer un salto positivo, terminó este martes con una marca de 4,92 metros. A mí me gusta divertirme, por eso lo hago”, le había dicho a Cinco Anillos el sábado, cuando no tuvo su mejor jornada. Sin embargo, aquella tarde fue positivo con proyección a la segunda fase: “Si paso la primera altura me van a ver divertido”. ¿Qué pasó entonces? “Hoy me divertí un montón”, afirmó el chico de Concepción del Uruguay, aunque sin estar satisfecho con el resultado final. “Quería hacer una que otra marquita linda, mi mejor marca. Venía para buscar eso, pero ya está”.

Zaffaroni confía en su progresión. “Sé que es difícil, pero puedo mejorar psicológicamente y técnicamente así que me voy contento”. El entrerriano tomó los aspectos positivos de su segunda actuación y consideró clave los factores emocionales, que lo habían perjudicado el sábado. “Me aferré a eso y me fue mejor, supe controlar lo que sentía. Supe controlar mi cuerpo. Me faltaron aspectos técnicos para seguir entrenando, así que estoy tranquilo, un poco decepcionado, pero contento de vivir esto. Me llevo lo mejor”, cerró el garrochista.

More in Atletismo

Nazareno Sasia: “Voy a ir por más”

Nicolás Quercia15 octubre, 2018

Pablo Zaffaroni: “Es duro entrenar tan bien y competir tan mal”

Nicolás Quercia14 octubre, 2018

Agustín Osorio: “El martes hay que hacer lo mejor y mucho más”

Nicolás Quercia14 octubre, 2018

Nazareno Sasia rompió su récord y está primero en lanzamiento de bala

Franco López Larrañaga12 octubre, 2018

Múltiples pasajes a Cochabamba en el Nacional de Mayores

Agustín Ares18 abril, 2018

Belén Casetta volvió a bajar el récord sudamericano

Agustín Ares11 agosto, 2017

Belén Casetta hizo historia en el Mundial

Agustín Ares9 agosto, 2017

Ruggeri tuvo un gran paso por Londres

Agustín Ares9 agosto, 2017

Guillermo Ruggeri volvió a bajar el récord nacional

Agustín Ares6 agosto, 2017